sábado, 25 de octubre de 2008

La CEOE indemniza a Jiménez Aguilar con 1,9 millones de euros.

Un trabajador presenta su dimisión, no es admitida y a cambio se le premia con un despido de 1,9 millones de euros. Eso es lo que ha ocurrido con el ex secretario general de la patronal, Jiménez Aguilar.

El dinero cobrado como indemnización de 1,9 millones de euros, ha sido posible al cambiar el concepto de cese por despido por decisión del presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, que argumentó falta de sintonía entre ambos.

Había presentado su renuncia ante de la junta general, pero no llegó a confirmarse dado que sufrió un desvanecimiento a causa de la emoción del momento.

A raíz de este suceso se decidió resolver la cuestión como finalmente se ha realizado.
La mayor parte de las organizaciones estaban dispuestas a plantar batalla si no se daba un reconocimiento a su labor profesional de los últimos años.

Supongo que todos estamos de acuerdo que se ha de reconocer la dedicación a un puesto de trabajo durante tantos años. Los empresarios deberían aplicar el mismo criterio cuando se despide a un trabajador.

Un procedimiento no aplicable al resto de asalariaros, al contrario siempre se intenta indemnizar con el mínimo posible, alegando algún incumplimiento o falta del despedido.

Los mismos que piden despido barato y moderación salarial, temporalidad en la contratación, prejubilación a los 50 años…

A eso se le llama predicar con el ejemplo.



7 comentarios:

CharlyChip dijo...

Si es que son como son y no van a cambiar...

Un rasero pa ellos y otro para el resto de los mortales...y eso porque no pueden comprar a la muerte, si pudieran el dicho sería otro.

Un saludo

Beeril dijo...

Yo creo, desde mi humilde e inexperta visión de las cosas, que el equilibrio de poder debe cambiar. O eso, o que hay en el mundo un sistema que nos trate por iguales.

Fijaros en la influencia del dinero. Es el principal motivo para hacer distinción de clases, y la mayoría de trastornos que aporta a la sociedad.

Es como si el dinero fuera algo obsoleto, poco inteligente y a veces despreciable, porque de lo que se trata es de vivir sin joder a los demás.

Siempre he creído en un mundo mejor. Y a pesar que no tengo ninguna influencia importante que ofrecer, estoy luchando por él.

Lo mismo deberían de hacer los 4 imbéciles que sí tienen poder para realizar cambios y eviten llevarnos a todos al desastre por ese estúpido sistema de intercambio que casi nadie puede llegar a comprender al 100%.

Domingo dijo...

Es indignante. Los poderosos no tienen ningún tipo de pudor y en mitad de esta debacle económico-financiera que padecemos cobran indemnizaciones multimillonarias (mirad si no a los que fueran altos directivos de Lehman Brothers) y se suben el sueldo (un 11´7% en el caso de los altos cargos del Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo). Y es que eso de apretarse el cinturón está bien para los demás, no para ellos naturalmente. Qué poca vergüenza.
P.D.: Ruego disculpéis esta entrada. No me he presentado, pero es que el tema me ha "calentado". ¡Je,je,je! Me llamo Domingo y he llegado hasta aquí de la mano de Marinel. Hace varios días que sabía de este "blog", pero entre pitos y flautas nunca antes había escrito unas palabras por aquí. Hoy, finalmente y animado al ver que Charlychip ha tenido a bien comentar en mi bitácora, me he dejado caer por aquí y en verdad que tenéis un sitio la mar de interesante, por lo que no será ésta la última vez que os visite. Avisados quedáis. ¡Je,je,je! Un abrazo muy fuerte y hasta pronto. Cuidáos mucho. :)

Andrés Paredes dijo...

Hola, Domingo. Bienvenido.
El intercambio de opiniones y comentarios es la vida en los blog.
Con tu visita tenemos una razón más para seguir.
Gracias y esperamos seguir contando con tu aportación.
Un saludo.

Andrés Paredes dijo...

Hola, charlychip.
Nada más lejos de sus intenciones. ¿Cambiar?
Están muy bien así.
Un saludo.

Andrés Paredes dijo...

Hola, beeril.
El equilibrio está roto.
Si algo ha de salir de todo este desastre es que recapaciten.
No se puede crecer infinitamente en un mundo finito.
Un saludo.

CharlyChip dijo...

Bienvenido Domingo, un saludo. Cuando quieras aquí tienes tu casa.

La verdad estos temas dan para calentar los animos. Juegan con fuego unos, no controlan el juego los otros y luego de que rompen los platos a nosotros nos toca financiar la vajilla nueva y proporcionar pañuelos perfumados para enjuagar sus lágrimas, vacaciones y fiestas para curar sus depresiones.

Luego de arreglados sus problemillas de pobretones se suben el animo con unos cuantos ERE's y todo como antes, ellos felices y nosotros haciendo cola en el paro...

Un paraiso egipcio... La pena es que no me sientan bien los grilletes con el uniforme y la gorra... Decididamente estoy descontento, no me han proporcionado mi traje a rallas así que presentaré una queja...