lunes, 10 de noviembre de 2008

Bomba de tiempo



Jugar al billar con pompas de jabon sobre un campo minado...

Esta resonante frase es mi descripción de la situación actual del mundo.

Hablamos de crisis de una economía del valor ficticio. Ignoramos el hambre que en las tripas canta.

Dirigentes "moderados" hablan de soluciones negociadas en grandes comidas para discutir sobre el problema de hambre. Los fanáticos ponen bombas en las calles para aportar "libertad" a un mundo futuro de muertos vivientes... Me niego a ser zombie en el baile de un hipotético mundo futuro que mata para dar vida. Me niego rotundamente a sumarme a la lista de los hipócritas que apagan fuegos con cerillas.

Distanciamiento, esa es la palabra que distingue tanto a las democracias edulcoradas como a los asesinos salvajes de la "libertad". Unos y otros nos dirigen el mismo mensaje. Nos ignoran como un cero a la izquierda en el juego del poder. Nos sepultan bajo la burocracia o los escombros que nos hacen desaparecer en el silencio ignominioso de la realidad ignorada por los medios. Me niego a desaparecer en silencio ¡No me callarán!

Entre los gritos fanáticos y las dulces palabras de falsa concordia el contador de los muertos, el hambre y la opresion ignoradas crece.

Vivimos en un tiempo de grotescos titulares en donde mas pesados para el alma son los silencios que las palabras mediocres.

¿Sientes esta misma opresiva verdad?

Pues solo cabe una respuesta, levantate y deja que escuchemos tu voz...

En tiempos donde los asesinos no solo se visten con traje de lobo sinó tambien con piel de cordero nuestra obligación es dejar escuchar nuestra voz indignada.

Quienes guarden silencio no pueden esperar que cuando les llegue el turno otra voz les defienda.

8 comentarios:

Beeril dijo...

Pretendo que no sólo voz sea testigo de mi indignación, sino también mis acciones.

Siempre he pecado de ingenuo, en el sentido de que considero que todos los problemas tienen solución. Y no es una utopía, sólo que no aportaba nada para encontrarla.

Todos los años hago donaciones (yo, un chaval normal con un sueldo medio-bajo)a distintas organizaciones, desde ecológicas hasta humanas o solidarias.

En tiempos de supuestas crisis como esta, nadie me va a privar de seguir haciéndolo.

Esa es mi utopía de cada año, mi ingenuidad,mi humor por las cosas.

Saludos!

CharlyChip dijo...

Si eso es ingenuidad Miguel me declaro partidario de ella, me declaro ingenuo hasta la médula.

Cada gota de humor que viertes tu, cada letra de derrama Marinel me son necesarias como agua a un sediento.

Sois el necesario contraste sin el cual no lograría levantar mi cabeza de las profundidas.

Para mi sois un soplo de esperanza, el que necesito para sobrevivir a cada día.

Sin vuestro aporte no podría luchar por aquello en lo que creo, la humanidad, tal vez un día pueda sacar de nuevo de mi mi ambas cosas, como en otros tiempos hice.

El tipo de coraje que aportais tiene tanto valor para mi como el aire que necesito para respirar.

Tal vez un día consigamos respirar el aire de un mundo mejor donde humanidad no sea una palabra con sabor de utopía.

Un abrazo

Beeril dijo...

Me ruborizas, tonto... Ja ja ja ja ja!

El humor lo llevas contigo siempre, Carlos. La sensibilidad forma parte de ti,porque si esto no fuera así, no te reirías, ni sentirías nada de los textos maravillosos que publica Marinel... Serías el perfecto crítico-analista-económico-político (caray!) que invaden toda la blogosfera...

Tú eres la esperanza de habernos juntados a todos aquí, un hombre com empeño y valores y con una iniciativa cojonuda para sacar proyectos hacia delante..

¿Qué más quieres? Eso sí es coraje, coño...

CharlyChip dijo...

Solo te puedo decir lo que he dicho en el foro de redacción, este grupo siempre será para mi una familia.

Por eso es mi constante empeño en mantenerlo unido como una piña.

Un abrazo

Alberto Soria dijo...

Beeril, pensar que todos los problemas tienen solucion no creo que sea ingenuidad. La verdad es que no todas las soluciones sean buenas, pero al fin y al cabo, son soluciones.
Saludos

CharlyChip dijo...

El problema pienso yo Alberto es que no hay voluntad en los políticos de dar soluciones de verdad. En la mayoría de los casos solo se ponen parches.

No hay en los gobiernos verdadera intención de arreglar los problemas.

A veces esta falta de voluntad es problema de los paises ricos, otras veces, lamentablemente, esa falta de voluntad procede también de las trabas que ponen los gobiernos de los propios paises afectados.

Un saludo

Marinel dijo...

Que la bomba estallará es lo que planea en el ambiente.Que todos estamos indignados e irascibles, es más que evidente.Puede que incluso temerosos, más de lo habitual como a la situación corresponde...
¿Qué hacer con tanta ignominia? ¿Gritamos a viva voz que ya basta, que queremos claridad,eficiencia,coherencia en definitiva? ¿servirá de algo que salgamos a la calle si no lo hacemos todos al unísono?
Mientras resolvemos dudas insondables, procuramos escarmentarlos dando menos de lo que damos habitualmente.El problema es que pagan el pato siempre los mismos pobres e indefensos.
Y lo que sí consiguen es despertarnos del letargo de la ilusión y pagarán las consecuencias con nuestra desconfianza...
No se me ocurre nada más.
Un beso.

CharlyChip dijo...

Creo que es momento de pensar en promover iniciativas de protesta...

Creo que debemos pensar bien en el como, el que y el cuando

El error de las últimas iniciativas desde la red es la precipitación, la falta de ideas claras, los horarios poco pensados...

Espero vuestras propuestas

Solo de la adecuada y pausada reflexión puede salir motivo, tiempo y lugares adecuados.