miércoles, 12 de noviembre de 2008

Déjate llevar...



Déjate llevar…deja que el pensamiento se vista de blanco inmaculado, vacío de ideas…
Deja que la laxitud penetre en tu habitáculo corporal…notarás que lentamente te invade un sosiego ilimitado…
Sólo debes hacerlo en un lugar elegido por ti. Un rincón donde tu espíritu se dulcifique, se sienta en paz consigo mismo y el entorno.
Notarás que la sensación de paz irá invadiendo el vestido del alma.
Cierra los ojos a la luz exterior y envuélvete en esa nívea blancura que se ha instalado en tu mente…
Ahora sí, ahora puedes adentrarte de lleno en los sueños. En esos sueños en los que mandas por completo, en los que eres dueño absoluto de tu vida y sus momentos. En esos en los que te crecen alas para volar por mundos imaginarios. En esos en los que el corazón gobierna por entero. En esos en los que lo imposible se hace realidad. En esos en los que se suben montañas de altitud infinita, se nada en mares de cristal, se huelen las flores más exquisitas, se pasea por los jardines más hermosos, se ama sin impedimentos, en esos en los que reina la libertad, en esos en los que no existen los perjuicios, en esos en los que el mundo, lo es de verdad, en esos en los que el futuro es halagüeño y la sonrisa siempre está prendida en los rostros amables. En esos donde el amor es un imperativo y se acepta placenteramente.
Déjate llevar…no pongas trabas para realizar este ejercicio, no tengas prisa, no te dejes embaucar por la vergüenza o el temor…
Sólo, déjate llevar…
Ahora sí, ahora dime, ¿Qué sientes?

6 comentarios:

Beeril dijo...

!!!!!Precioso texto Marinel!!!!!!
¡Me ha encantado! !!!!Ahí,positivismo a tope, claro que sí!!!!

¡Qué guay!

Besos!

CharlyChip dijo...

Ese lugar, ese tiempo lo recupero cada vez que te leo, contagias sabor a vida.

Mi espacio natural cuando alcanzo la relajación es ese pero algunas situaciones que tengo que vivir desde hace un par de décadas hacen que me mantenga en el en un milagro de equilibrio solo durante cortos períodos que tu haces mas largos con cada letra que derramas.

En realidad he llegado a compartir ese espacio y convertirlo en cotidiano con una persona a lo largo de varios años pero ahora mismo está a años luz de mi en el espacio y en el tiempo. Por desgracia compartimos también la impaciencia, susceptibilidad e irritabilidad. Conseguir mantener un equilibrio con ella me consume demasiadas energias.

Gracias por el cálido soplo de vida, felicidad y poesía que me has "contagiado" con tus palabras.

Un besote

Andrés Paredes dijo...

Marinel, Tus textos son como encontrar un oasis en medio del desierto. El agua de la vida rodeada de frondosa vegetación y sombra para reponer fuerzas.
Un beso, Amiga.

Marinel dijo...

Gracias corazón.Me alegro de que te guste y que sirva de algo a alguien.
Besos para ti.

Marinel dijo...

Carlos, esas cosas ocurren...cuando dos son iguales,ya sabes...chocan...
Pero hay que armarse de paciencia y respirar hondo.Quizá cambiar el chip, pueda hacer ver al otro que ese cambio es importante y que ella misma debe cambiar para mejor...
¡Hala,que parezco tu madre!
Buenooo, quién sabe, edad tengo para ser madre de sobra (y lo soy,claro)
En fin,amigo, que me alegro de que leyendo mis cosas blandengues, encuentres algo de relax.
Muchos besos.

Marinel dijo...

Muchas gracias,Andrés.
Me gusta pensarlo así, por eso creé mi isla,para no andar dando tumbos por periódicos y cosas que me resultaban incómodas...
Mi isla y yo...un lugar a parte...
Gracias por tus lindas palabras.
Muchos besos.