jueves, 27 de noviembre de 2008

El aire huele a polvora, todavía...

Las Esperanzas perdidas han vuelto a casa, los euros disputados y los anonimos viajeros parecen no sufrir grave daño y con suerte las españolas noticias y ánimos volveran a su cauce luego de despejar el humo de la pólvora en tierras de progresos y contrastes de noche económica y hambre.

¿A que la sorpresa del fuego donde hemos sembrados leñas y cultivado fósforos...? Lágrimas, gloria y tierra a los muertos que los vivos esperan con la boca del hambre en el cuerpo enfermo....

Con o sin fe recemos, devolvamos serenidad al alma, demos gracias por lo no perdido y luchemos con tesón y sin dramas mas alla de los que nuestros pies mojan... Luchemos por el bien, la justicia, la dignidad y el decoro de mesa de navidad pobre....

Busquemos en la serenidad el camino hacia un año nuevo donde cada plato sin hartura tenga un comensal a la mesa...., hacia un mundo donde no haya enfermedades pobres y enfermedades ricas, muertos visibles y muertos invisibles... Que de ponerles precio en divisas así estamos.

En el equilibrio que jamás hemos perseguido con igual brio que a la buena mesa, la riqueza facil y a los conyuges de quita y pon de fin de semana alegre está la piedra filosofal de alquimista eternamente despistado que jamás hemos querido ver cabeza de conveniencia en suelo y cola en altos vuelos.

Falsa orgía de letras de opereta aparte con o sin fe lloro por los muertos, rezo por los heridos, tengo miedo por los aún secuestrados y sobretodo pido porque aprendamos a conseguir que esto, mil veces repetido, no se vuelva noticia ningún otro día más, como cualquier humano.

3 comentarios:

amor dijo...

que llegue la paz, y con la paz la justicia

CharlyChip dijo...

Esperemos que así sea

Un saludo

Marinel dijo...

Así sea,querido amigo.
Me ha encantado el texto.
No se puede decir mejor.
Un beso.