sábado, 22 de noviembre de 2008

La larga sombra del arcoiris perdido




Nuestra historia es una larga sucesión de euforias y fracasos en la que los intentos del pueblo español de adherirse a los sueños de los idealistas han diluido su fuerza borrandola cual rastro de azucar en agua templada.

Tras una guerra civil en que los extremos se tocaron en las cumbres del horror y la infamía, pasamos por una postguerra rica en hambre, venganza y olvido, donde los negros colores de la noche lucieron de blanco impoluto y el sol teñido de rojo se hundió en el ingnominioso horizonte perdido del alma.

El alma dormida del español anónimo desperto, se desperezó y con paso cansino tomó control de los senderos de su propio suelo, entre vitores tímidos y déviles gritos de entusiasmo....

Del silencio de la paz perdida surgio un rugido profundo que condujo por el camino del delirio a las fuerzas sin nombre tiñendo de colores la alternancia de las dos españas eternas..., las que nunca se encuentran recorriendo los mismos caminos...

Paralelas eternas, que conviven desde la noche de los tiempos, han unido sus fuerzas bajo el brillante color del oro dejando a sus integrantes perdidos en las cunetas de su larga marcha hacia ninguna parte.

¿Cuando bajo el celeste azul, entre luvias de agua dulce, sembrarán sonrisas de cristal las cascadas que reflejan el verde resplandor de la tierra firme?

¿Cuando surgirá un nuevo sol de placido mediodía bajo cuyo calido resplandor sintamos todos al unísono el agradable calor del estio ?

En algun momento hemos de salir del eterno ciclo de otoños apagados e inviernos frios...

Levántate y despliega cada mañana una brillante sonrisa que contagie a tus semejantes de gotas de rocio fresco que conmueva el alma.

De tu voluntad depende la elección de los colores, olores y sabores que captarán tus sentidos en el amanecer del día de mañana...

6 comentarios:

María dijo...

Me encanta el escrito.

Arco iris que alumbran nuestros sentidos,
reflejando unas veces los rayos del sol,
otras veces cayendo las gotas de lluvia,
pero siempre cada uno con el colorido de nuestros días,
el que cada uno le damos,
el que cada uno pintamos.

Un beso.

Domingo dijo...

Los ciudadanos estamos por encima de veleidades y somos más pacíficos y tolerantes de lo que nos quieren hacer creer. Son los políticos los que azuzan la España encabronada y permanentemente enfrentada, porque es lo que les conviene para mantener su "chiringuito" en pie. Pero el español, cogido uno por uno y no entendido como masa, es bastante dialogante y comprensivo.

Marinel dijo...

Precioso escrito,Carlos.
No creo que convenga mucho que veamos y sintamos una primavera instalada para todos,donde el arco iris brille tras la lluvia azucarada, o el sol sea cálido en estío...
Ellos (los de siempre) desmembraron la España unida, la partieron por la mitad e hicieron cosas horribles para mantener esas partes alejadas entre ideas y colores enrarecidos por el humo de sus malvados pensamientos y actos...
Mucho ha llovido desde entonces, mucho queda por llover,pero a pesar de que los trajes o las personas han cambiado.Aún queda mucho por hacer,por pintar en este paisaje medio adormecido...
¡Ojalá se vaya consiguiendo decorar el entorno embelleciéndolo de la manera que lo has hecho tú con tu escrito!
Un beso.

CharlyChip dijo...

Domingo

Creo que la ira debemos reservarla para los poderes políticos y económicos en su conjunto.

Tenemos una realidad a pie de calle a la que podemos aportar calor y humanidad

Un saludo

CharlyChip dijo...

Creo que el mejor decorado y el mejor regalo para estas navidades Marinel es una sonrisa, una mano a nuestros vecinos...

Tiene la ventaja de que aporta felicidad, tranquilidad, alegría y para mas inri no cuesta un duro.

Un besote niña.

CharlyChip dijo...

María

Nos toca dar una nota de calor, sentimiento, amor y belleza a través de las letras

Aunque yo puedo aportar un poquito tanto Marinel como tu poneis mucho mas y mejor

Un besote