jueves, 4 de diciembre de 2008

Otro año que se va… vienen las subidas de siempre.

“Todos los títulos de transporte en los 202 municipios del área de Barcelona con el transporte integrado será del 4,7%. Esta cifra está muy por encima del actual IPC interanual de Cataluña, del 3,6%.”


Una nueva demostración de coherencia, anteponer la recaudación por delante de las dificultades de los ciudadanos. A este paso será más caro viajar en transporte colectivo que privado.

El barril de petróleo no deja de bajar, cierto que las gasolineras no se dan prisa en hacer lo mismo, mientras los transportes “públicos no paran de subir todos los años por encima del IPC. Antes era la excusa de los combustibles. ¿Qué mentira tienen prevista para esta vez? ¿Es que no se han enterado que hay crisis?

Quizás sea una estrategia para que hagamos deporte, pero me temo que si los transportes fueran vacíos, subirían el precio por ser deficitarios.

Vamos que solo queda pagar y… ¡P-a-g-a-r!

Cuando publiquen los datos del IPC, dirán que baja; “el calzado, el ocio, el transporte…” y el resto de falacias gubernamentales para hacernos creer que nuestro ínfimo sueldo va a darnos para gastar un poco más.

El 1 de Enero a las 00:01 ( la mayoría brindando con cava o champán) volverá a subir; el teléfono, el gas, la luz, el agua, el transporte publico…Y este nuevo año nos harán pagar por las bolsas de plástico –como si antes no la cobraran indirectamente- con el pretexto de cuidar el medio ambiente. Pagaremos una tasa por la bolsa y dentro llevaremos un montón de productos envueltos individualmente en; celofán, plástico…

¡Así se cuida el medio ambiente haciendo pagar al consumidor el coste que los fabricantes no quieren asumir! Por su nula voluntad en reducir residuos a costa de los beneficios.

Se quejaran del aguante de la sociedad, si somos unos benditos, lo que nos echen y más… Nadie mueve un dedo para cambiar nada.

Nuestros dirigentes políticos y administradores responde con estas medidas mostrando cual es su sensibilidad a la circunstancias, con 171.243 personas más en paro en noviembre, el total de desempleados roza ya la barrera de los tres millones. Ni por atisbo es motivo suficiente para detener la ambición recaudatoria.

Por mi parte este año no pienso consumir nada fuera de lo habitual de una semana normal. Que si ellos no se dan por enterados, el resto de sufridos ciudadanos, llevamos mucho tiempo aguantando sus despropósitos.

Una cosa más; ¿podrían prescindir,sus señorías privilegiadas, de la lujosa cesta de navidad que se regalan a costa de nuestros impuestos y entregar el dinero a familias necesitadas?

Para no colapsar el flujo de datos en Internet (como ocurre la noche de fin de año a las 00:01 que somos solidarios regalando un montón de dinero a nuestras “queridas” y "necesitadas" compañías de telefonía) me adelanto y os deseo;

¡Buen Año Nuevo!


6 comentarios:

CharlyChip dijo...

Cada día una vuelta de tuerca más...; si es que ya no nos queda cabellera que tomar...

No se molestan mucho cada vez que dictan una medida, por eso las contradicciones evidentes son cosa común.

Un saludo

Marinel dijo...

Es tremebundo esto...acabas de aguarme mi cumpleaños!!!
Noooo, es broma.Cuando den las campanadas y todo el mundo me bese mil veces, no voy a pensar en las subidas,pues bastante cruda está la cosa, para que encima me amarguen mi día...
Además, es sobradamente sabido que hagamos lo que hagamos,los subirán igual y seguirán aplastándonos hasta que nos conviertan en cenizas...
Ufff,me he pasado un pelo,pero es que es deprimente.
Besos,Andrés.

Andrés Paredes dijo...

Hola, Charly.
Pues ahí los tenemos, un año más con una crisis que aprieta y ahoga y ellos con sus juegos de monopoly. Hoy publicaban que en los diarios que una inmensa mayoría se cuela en el metro de Barcelona. Supongo que con la subida de los que pagamos se contentan y dejar pasar al resto. Ya no quedan calificativos.
Un saludo.

Andrés Paredes dijo...

Hola, Marinel.
Nada más lejos de mi deseo, estropear tú onomástica.
Que los cumplas muy felices.
Mira por donde yo los cumplo en Enero en plena “cuesta”.
Un beso.

Beeril dijo...

Hola a todos!

Soy usuario de Ferrocarrils Catalans de la Generalitat, y me ha indignado ver la nueva tabla de precios para el año que viene...

Es injusto que sea la Zona 2 la que más paga de todas, proporcionalmente comparado a la primera. Es el doble de esta, justamente. Y sobre esa tarifa, se basan la Zona 3 y sucesivas.

Es injusto porque con la Zona 1 puede uno cruzar toda Barcelona. En cambio, la Zona 2 es la que menos cobertura (siempre proporcionalmente comparando entre servicio y precio) de todas.

Y claro, es evidente: soy usuario de esta Zona. Y para más inri, por si fuera poca ya la indignación, las bonos no se ajustan al consumo de una semana para una persona que utilice los trenes dos veces al día, como es mi caso.

Haced cuentas:

15,40*4 = 61,6€ de gasto al mes.

¿Es lícito?

CharlyChip dijo...

Miguel:

Lícito:

# adj. Justo, permitido:
es lícito que te opongas.
# Legal, conforme a derecho:
documento lícito.

El problema, como muchos en esta vida, es que se tiende a:
Justo = Legal

Muchas cosas tal vez sean legales, pero no por ello justas.

Muchos impuestos que proporcionan ingresos al estado para "satisfacer" teóricamente las necesidades de los ciudadanos son iguales para todos pero luego los ciudadanos no reciben iguales servicios o prestaciones en función de su ubicación geográfica u otras circunstancias diferenciales.

En todo caso, de un modo u otro , nos encontramos que determinados servicios son mayormente usados por los ciudadanos con menos recursos, algo que mantiene mas limpio el aire y más despejadas las vias para todos, pero luego resulta que no se tienen en cuenta las necesidades y posibilidades económicas de estos mismos ciudadanos a la hora de organizar rutas y calcular las tarifas.

Dificilmente el interes económico y las necesidades reales coinciden.

El estado o es estado o es empresa, no puede ser ambas cosas pero si tratar de combinar las mejores virtudes de ambos (utopía, los políticos no son Papá Noel, tampoco santos,...). Debería tender a dar prioridad a la ética sobre el interés económico dentro de lo razonable y posible.

El estado no ha de ser el parche para todos los deficits pero tampoco puede poner el interés economico como mayor valor que la resolución de los problemas de los ciudadanos. Ha de encontrar un justo y a menudo dificil equilibrio.

Eso pienso...

Un saludo