viernes, 30 de enero de 2009

El cierre de “Metro”.

Hoy “Metro” ha sacado su último número en España, y echa el cierre a la publicación del diario gratuito en siete ciudades españolas.

Con una cuota de 1,8 millones de lectores, situándose como el quinto diario más leído en España, Metro International anunció el cese de las actividades de su filial en España y dejará de publicar su edición diaria a partir de hoy viernes, una decisión que afectará a todas sus ediciones salvo en la comunidad valenciana, que no pertenecen a la compañía, por lo que no se verán afectadas por esta decisión que dejará sin trabajo a todo el resto de su plantilla.

La inestable situación de los mercados financieros internacionales y la continua caída en el volumen de ventas de espacios publicitarios, en los últimos meses, están causando un gran impacto en todo el sector de los medios de comunicación y han llevado a Metro a una situación insostenible.

Cuando cierra un medio de información, es una mala noticia para los lectores y nos pone muy cerca el drama de unos cuantos compañeros de viaje que pierden su trabajo.

Metro era un competidor del resto de diarios gratuitos, no a de alegrarnos para nada este cierre, crea incertidumbre y sobretodo tristeza, y nos pone muy cerca la larga sombra de la crisis.

Espero que acabe pronto esta maldita crisis a la que nos han arrastrado los especuladores y codiciosos, antes de que destroce el futuro personal y profesional de más personas.

3 comentarios:

CharlyChip dijo...

Triste noticia. Por los profesionales, por nosotros, sus lectores.

Fusilar a los causantes y responsables de la crisis sería poco... ¿Si aquí se ven estos efectos...como son o serán en lugares más débiles?

Un saludo

Domingo dijo...

"Metro" ya formaba parte del paisaje urbano y cotidiano de la España madrugadora. Es como haber perdido a un compañero de viaje del que no te ha dado tiempo a despedirte.

Andrés Paredes dijo...

Te queda una sensación extraña, echare en falta a los repartidores y su sonrisa.
Mis deseos de suerte para el futuro profesional a los despedidos.
un saludo