martes, 6 de enero de 2009

El perfecto regalo de Reyes para Bush


En Irak, no se lo pensaron dos veces. Sabían que Bush era más de Santa Claus (fonéticamente pronunciado como Santa Clos), aunque aprovechando una vieja tradición de varios lugares europeos, fabricaron este enorme regalito para que él lo recibiera justo hoy, Día de Reyes.

¡No me digais que no es el regalo perfecto!

4 comentarios:

CharlyChip dijo...

Justo lo que merece, épocas pasadas no han sido buenas, pero la que nos deja en herencia es un record en desastres...

Si fuese solo la economía... Creo que su herencia es algo entre el crack del 29 y la peste negra...

Un saludo

P.D. Si se sumaran todos los zapatos que mentalmente ha deseado el mundo para el y se le aplicaran creo que no quedaría rastro de el...

Una especie de lapidación zapatera es lo que merece

A nuestro querido ZP por otra parte deberíamos tirarle tomates, a ver si así lo veiamos sonrojarse por la huella que está dejando en la historia de este país.

Beeril dijo...

Al contrario que tú, Carlos, aunque lo respeto, opino que lo único que habría que tirarle a ZP son halagos.

Sin embargo, para huella, huella,los que están dejando el principal partido de la oposición... Es que pretenden hacernos creer que si estuvieran ellos al poder, la palabra crisis ya estaría suprimida del diccionario, y no sólo aquí, sino en todos los idiomas, en todas partes, y empezando por el país que ha sufrido la mayor caída estrepitosa de la historia de un presidente de los Estados Unidos, el cual era muy venerado aquí por el gobierno hace apenas 5 años. Eso sí es penoso.

Domingo dijo...

Qué bien les ha venido Bush a algunos para no asumir sus propias responsabilidades. Cierto es que la crisis tiene un epicentro internacional, pero España tiene sus propias peculiaridades y deficiencias autóctonas, y esas sí que son responsabilidad directa del Gobierno, sea éste u otro, pero el caso es que mientras unos y otros se tiran la mierda a la cara, que si fue Pepito o si fue Juanito, pagamos los platos rotos los de siempre. Vergonzante.

CharlyChip dijo...

Para al caso perfectamente el cuento de las dos liebres que discutian si los perros que escuchaban eran galgos o podencos ;-).

Con este par dispar seguiremos una disparatada ruta hasta que a alguien se le ocurra encontrar un repuesto decente... Decididamente somos un pais que camina con dos zapatos que no son ni diestros ni zurdos sinó todo lo contrario jejejeje

Un saludo