miércoles, 11 de febrero de 2009

¿Humo?¿Que humo?


Crisis, bonita palabra...

En los últimos tiempos el sector textil ha sufrido un bajón desde que se han puesto de moda las cortinas de humo ;-).

Humo vendieron los piratas de la economía que ahora pretenden tal vez guardar en bancos contenedores de "activos tóxicos" y sumergirlos en la fosa atlantica como los residuos nucleares... El dinero se ha hecho humo, pero no el suyo.

Humo venden los políticos desde siempre, por eso se disipan tantas promesas cuando se les va a echar mano. Ellos también se disipan como el humo cuando hay que responder de las mentiras y los desastres.

Cortina de humo es la limpieza moral con que han lavado la cara los políticos y piratas de todo signo sacando a la luz a corruptos, espias y otros especímenes de las cloacas de una socieadad que ha alimentado su existencia desde la corrupción generalizada del mismo poder de cualquier signo.

¿Si donde hay humo hay fuego...? ¿Cuando saldrán los bomberos a apagar el incendio? No escucho sirenas..., creo que los bomberos son de cartón piedra, alguien se la largado con el presupuesto de protección de incendios a dar un cursillo a las islas caiman sobre como tirar al agua lo que arde para que se apague.

Lloro por los bañistas.... ¿Y por los tiburones...? Y un huevo...

5 comentarios:

Marinel dijo...

Sí, ya olía a quemado hace tiempo...
Y con humo tendremos que hacer señales a ver si a alguien le escuecen los ojos y se da por aludido...
Ya, ya lo sé...cortinas de humo de nuevo...
Un beso

CharlyChip dijo...

A ver si de alguna vez llega el humo a los ojos de algunos y así despiertan.

Un beso

Domingo dijo...

Más que humo es ya alquitrán, un chapapote infecto.

Andrés Paredes dijo...

Para humo el de Australia.

Esto solo es tufo putrefacto de desaprensivos sin escrúpulos.

Pero en que estarán pensando cada vez que les regalan millones a los mismos que han provocado la ruina, mientras ellos se reparten beneficios.

Un saludo

CharlyChip dijo...

El tufillo ya se nos ha pegado a la ropa, va a costar sacarlo...

Cada vez salen mas casos de directivos que a la chita callando se llenan los bolsillos mientras cobran ayudas del estado por hacerlo mal...y lo que no sabremos.

Creia que el capitalismo premiaba el éxito y desechaba a los fracasados...

Ahora va a resultar que se han vuelto católicos auténticos y les gusta la piedad consigo mismos pero entre tanto siguen ERE que ERE.

Domingo, Andrés...