sábado, 28 de febrero de 2009

Jornada de irreflexion

No es verdad querido votante,
que a esta España menguante no hay quien la levante.

Y es que volando de oriente a occidente,
no se encuentra ni un sólo político ocurrente.

Que con tantos cuentos y banderas,
siempre salen por peteneras...

Bailando entre manos largas y miedos,
siempre brillan los maderos.

Que de legisladores y jueces,
queremos nueces que no sandeces.

1 comentario:

Domingo dijo...

En vísperas de elecciones
todo son vacilaciones.

Unos votarán por convicción
y muchos más con resignación.

Habrá quien no vote
por estar de los políticos hasta el cipot...

Cuando las urnas por fin hablen
los que gobiernan nos dirán: "¡Y ahora callen!".

Gane quien gane
este seguirá siendo un mondo cane.