lunes, 16 de febrero de 2009

La caja de pandora


La corrupción en la política y otras historias...

Es la historia de cuando se encomienda al zorro cuidar las gallinas... No me quisiera ver yo en estos tiempos vestido con plumas, ni siquiera durante las fechas oficiales de carnaval...

Unos y otros, Tirios y Troyanos... Los zorros cambian de pelaje, de correa, de collar pero todos tienen en común el tamaño de sus bolsillos. Harpo Marx se sorprendería de lo reducidos que son los bolsillos del poder en los tiempos de las nuevas tecnologias y es que ya se sabe, mas capacidad, mas pequeño, mejor... ¿Para quién...? Para los ladrones de guante blanco..., lobos con piel de cordero.

Si es que ya lo decía un humorista en un diario nacional de hoy, el único político honrrado es el que reconoce en campaña que viene a mentirte cuando te visita, rara ocasión esa..., o cuando tu le visitas (¿todavía eres tan burro como para asistir a un meeting? Si te engañan a menos que lo hagan a domicilio, el que quiere algo que se moleste en reconocer que existes).

En la arena de este circo nos vemos ciudadano virtual, al menos mientras no me baje de este barco

Refª: Wikipedia -> Tirios

2 comentarios:

Domingo dijo...

El divorcio entre políticos y ciudadanos es un hecho. De la crisis económica saldremos, pero de la crisis de confianza que nos merece la casta política, de ésa, de ésa no creo que salgamos ya jamás.

CharlyChip dijo...

Si algo de dignidad como ciudadanos nos queda será algo más que un divorcio, será la supresión de la especie tal como ahora mismo se concibe..., igual cabría decir del buitre de la economía...

El político ha de proporcionar información veraz de todo acto público, ha de exponer de modo claro sus ideas de como cree que han de hacerse las cosas y aportar sus razones de modo simple (nada de tecnicismos para ocultar la verdad), ha de rendir cuentas de sus resultados y de sus ingresos que deberian ser regulados por un organo independiente...

En cuanto al buitre..., no le vendría mal un poco de carroña envenenada... Mientras los ladrones y los buitres sigan campando a sus anchas por el mundo económico y empresarial nadie de estos círculos debería esperar fe, buena fe o aprecio de los ciudadanos... Si esto no cambia solo encontraran resistencia, desconfianza...

Mientras el dilema sea quien es depredador y quien presa habra guerra, hambre, miseria moral, egoismo y mezquindad para dar y tomar...

Un saludo