miércoles, 25 de marzo de 2009

Como títeres...

Paisajes estrellados donde los sueños se rompen. Se estrellan contra los astros luminosos y lejanos que emiten luz desde su mortandad lenta y agónica.

Lúgubres sueños venideros que asoman dubitativos la nariz, temerosos de no ser.

Agreste panorama desolador cuyo reflejo no tiene espejo donde mirarse.

Y sin embargo; gravitan en el aire aromas de esperanza, de anhelos que quieren tomar forma, hacerse consistentes.
Sonrisas efímeras deseosas de colgarse perennes en las bocas del crispado gentío errante.

Camino largo y difícil que se presenta ante la masa desconcertada, obnubilada por acontecimientos que se escapan de las manos hacia el aire caprichoso.

Y de nuevo, en algún rincón interno se despierta la dicha para hacerse presente. Quiere aposentarse en esa vida azarosa de continuos vaivenes que se nos ha apoderado aplastando pretéritas realidades.

Ahora la realidad es otra.
Y de esa queremos zafarnos.
No hay lugar para el arrastre, para el dejarse llevar sin remisión…

El presente se percibe luchador incansable. Se levantan los cuerpos a diario sabiendo que cada instante es de lucha, de batalla feroz contra la adversidad propiciada por aquellos que regalaron ambrosías, para dejarnos posos de hiel en los labios.

Muchos contra unos pocos. Campo de lucha descompensado; y sin embargo, la balanza hoy por hoy, se inclina hacia esa minoría devastadora, falaz y orgullosa.
¿Ganarán, o lucharemos hasta la extenuación para salir indemnes?
La batalla no ha hecho más que comenzar

…Tiempo al tiempo…


6 comentarios:

María dijo...

Hola, Marinel:

Muy reflexivo tu post, y que tengo que decirte, yo en un post hace tiempo dediqué uno titulado ¿Te has llegado a sentir alguna vez como una marioneta? y que te dejo el enlace para que, si quieras puedas leerlo, http://miplumadecristal.blogspot.com/2008/10/te-has-llegado-sentir-alguna-vez-como.html

En un mundo manejado por el materialismo, todos estamos influenciados y manipulados en esta sociedad como auténticas marionetas.

Desde que somos niños, estamos manejados por nuestros padres y profesores, cuando somos adultos por las reglas y leyes de la sociedad, nos guían, nos marcan los pasos, somos tíretes de teatro en esta sociedad.

Un beso.

CharlyChip dijo...

Niña, te ha salido bordado... ¿No me podrias dar la receta para estar como tu hoy...?

Hoy tenias la musa pegada a la piel, está visto que no quería descansar ni para comer jajajja.

Poesia, prosa, verdad y talento descriptivo... Todo combinado, encajado, elevado a la máxima expresión...

Un besazo bien grande, ¡que digo...! ¡Dos, uno en cada mejilla!

P.D. Si ya te dije, y lo confirmo, que hoy te visitó tu angel de alas de mariposa.

Domingo dijo...

A veces me pregunto hasta qué punto tenemos nosotros culpa de que se mantenga este status quo de sometedores y sometidos. Tengo la sensación de que nos hemos vuelto acomodaticios y que preferimos que nos manejen y conduzcan en vez de explorar alternativas y caminos nuevos, lo cual implica esfuerzo y responsabilidad sobre nuestras propias vidas. ¡Con lo que cansa eso! ¡Buffff! En fin... :(

Marinel dijo...

María, la verdad es que tienes toda la razón.De una manera u otra siempre estamos movidos por hilos invisibles que gobiernan nuestra existencia.
Triste pero cierto.
Besos y gracias.

Marinel dijo...

Charly, gracias por tu efusividad.No sé si son las musas o qué es lo que hace que haya días que piense poco y actúe más...o al contrario...
Y tampoco es para tanto, pero te lo agradezco de corazón.
Besos mil.

Marinel dijo...

Domingo, pienso que sí, que nos hemos acomodado. Pero pensándolo friamente, tampoco podríamos hacer mucho más de lo que hacemos,creo yo.
Siempre habrá descompensación en este frente, siempre habrá seres casi omnipotentes que arrasarán al resto,porque lo contrario sería algo fantástico,pero realmente utópico...
Besos,guapetón.