martes, 7 de abril de 2009

"Aprendiz de Sabio"


Hace tiempo que leí un libro titulado "Aprendiz de Sabio" de Tierno Bernabé, que me encantó, y del cual aprendí bastante de él, y que yo os recomiendo, por lo que hoy quiero compartir con todos vosotros, lo que, a continuación voy a transcribiros, que es una parte de ese libro, la que se trata del tema de la crítica que todas las personas hemos hecho hacia otras alguna vez sin mala intención, y que, otras personas con otras intenciones totalmente distintas, también; por lo que, a veces, la crítica puede ser beneficiosa, esto es, constructiva, pero otras veces puede ser todo lo contrario, negativa o destructiva.

"APRENDIZ DE SABIO"


LA BUENA CRÍTICA: EN EL SENTIDO DE DETECTAR UN DEFECTO O PROBLEMA CON EL ÁNIMO DE AYUDARLES:

1.- No se hace desde el odio, la envidia o los deseos de venganza, sino desde el amor, la bondad y el deseo de ayudar, tratando al criticado tal y como uno mismo desearía ser tratado.

2.- Quien hace la crítica lo hace con mucho tacto, delicadeza e inteligencia. Por eso de ningún modo se pone a sí mismo como ejemplo de persona perfecta, muy al contrario, antes de ver la paja en el ojo ajeno, es sincero y admite que él también tiene una viga en su propio ojo. Es decir, se critica a sí mismo antes de criticar.

3.- Busca soluciones, ofrece alternativas, recuerda a la persona criticada todo lo que tiene de positivo y valioso, le demuestra fe plena en que logrará superar sus limitaciones y no la critica ni la destruye, sólo juzga conductas y comportamientos.

¿QUÉ HACER ANTE UNA PERSONA QUE SOLO BUSCA TUS DEFECTOS? (LA CRÍTICA DESTRUCTIVA):

a) No estar jamás disponible para este tipo de personas y huir de ellos como de la peste. Solamente escucharás una crítica, venga de donde venga, que cumpla los tres requisitos anteriores de la buena crítica.

b) Ten presente que quien no respeta tu dignidad, carece de ella y no merece tu respeto, retírale tu amistad y confianza y déjale con sus críticas.

c) La mala crítica sólo la ejercen ratas de alcantarilla que necesitan ocultar sus miserias mostrando tus defectos y presentándote como un indeseable para aparecer ellos como seres estupendos.

d) La prueba mas evidente de que te están haciendo una crítica destructiva, que no debes consentir, la tendrás al ver que van a por ti, a destruirte y anularte; no critican tus acciones, tu rendimiento, tu conducta, te critican a ti. Además el crítico destructivo es incapaz de encontrar lo bueno y noble que sin duda tienes como cualquier mortal.

No hay montaña sin niebla, ni horizonte sin nubes, ni año sin catástrofes, y tampoco existe un ser humano con valía y con méritos que no tenga que pagar el precio de ser criticado y calumniado. ¿Cuál es el motivo, la verdadera causa?. Que no es fácil soportar el éxito, el mérito del prójimo y que la envidia nos acompaña a todos de por vida. Es verdad que a unos más que a otros.

¿Cuál debe ser tu actitud como aprendiz de sabio? Recordar siempre que, como decía Napoleón, “La envidia es una declaración de inferioridad”, y en consecuencia quien te critica y no para de buscar defectos y miserias en tu vida es un pobre desgraciado, muy acomplejado, que, consciente de su insignificancia, dedica su tiempo a encontrar la forma de hacerte daño, cuando en el fondo no hace sino levantarte un monumento con su envidia y su tristeza al reconocer tus méritos y cualidades.

Hay una forma de ser invulnerables a las críticas de los envidiosos que, como la avispa, recorren la piel buscando alguna herida, defecto, en que picar y herir. ¿En qué consiste? En hacerles ver que sus críticas, sus ofensas, su dedicación plena a hacernos daño no son sino una prueba palmaria de la importancia que nos conceden.

Tenemos que ser para ellos muy valiosos e importantes y tienen que envidiarnos mucho si dedican su tiempo y su vida a buscar nuestra desgracia en lugar de emplearse de lleno a vivir su propia vida y a ser felices. ¿No son dignos de compasión estos pobres desgraciados que cometen la incomprensible estupidez de perder el tiempo en perjudicar al prójimo?

12 comentarios:

CharlyChip dijo...

Creo que recientemente en uno de los blogs que visito he visto recomendado el libro, a veces tanta información me marea y pierdo el norte. Supongo que sería en alguno de los tuyos.

Si te preocupan los sucesos de dias pasados te diré que ya quisiera ver a quien te criticó escribiendo tu blog.

Un beso

amor y libertad dijo...

desde luego es penoso cuando sucede eso de que alguien se dedica así porque sí solamente a hacer daño, y en los blogs sabemos que sucede con bastante frecuencia, y es muy triste, estropea todas las cosas buenas que se encuentran aquí

Marinel dijo...

María, hay gente para todo y esos seres que se dedican a dañar al resto de forma gratuita,sin medir las consecuencias de sus actos...son seres faltos de dignidad y autoestima, en la mayoría de los casos.
Los habrá, que sencillamente son malas personas y punto.
La indiferencia es la mejor arma de ataque, además de tomar la actitud de moderar comentarios etc,etc,etc...
El mundo no es un lecho de rosas,pero no podemos consentir que nos lo hagan de espinas...
Muy interesante este libro,sin duda.
Mi apoyo y mi ánimo,para ti.
Besos.

Camille Stein dijo...

buenos consejos...

ante la negatividad y la destrucción ajenas

... la solemne impermeabilidad

y la perseverancia en el propio camino


un beso

Julio dijo...

No puedo estar mas de acuerdo, y como dice Marinel la indiferencia es el mejor ataque.
Un abrazo

María dijo...

Hola, Charlychip:

Jajaja seguramente lo hayas visto en mi blog, allí lo tengo también, lo puse hace tiempo, y veo que tienes muy buena memoria, es que es un libro que me dejó mucha huella cuando lo leí, y por eso quise dedicar aquí una página a él.

No te preocupes, Charlychip, a mi nadie me criticó en mi blog, sino todo lo contrario, todas las personas que me visitan son muy amables y educadas, por eso mismo no necesito moderación de comentarios porque no hace falta eliminar ninguno (sólo elimino los que están por duplicado o triplicado).

Un beso.

María dijo...

Hola, amor y libertad, hace mucho que no te leía por mi blog, y me encantó encontrar tu huella en éste.

Asi es, horrible, que haya personas que se estén dedicando a clonar blogs, o a decir cosas extrañas en otros blogs de muchos de nosotros, que ni sabemos por qué nos ofenden cuando no hemos hecho absolutamente nada más que visitar a nuestros blogs amigos o apoyarlos, no se por qué hacen todo eso y muchas veces se nos quitan la ganas de seguir adelante, y, sobre todo, de abandonarlo.

Un beso.

María dijo...

Hola, Marinel, muchas gracias por tus palabras, y opino lo mismo que tú, que tiene que haber personas de todos los colores, y sobre todo, algunas que les encanta fastidiar o hacer daño.

Y pienso lo que tú, que lo mejor es la indiferencia, y pasar del tema.

Un besazo.

María dijo...

Hola, Camille Stein, muchas gracias por tus palabras, y así es, un buen consejo lo que nos deja este libro.

Un beso.

María dijo...

Hola, Julio, totalmente de acuerdo estamos con Marinel, es la mejor arma, la indiferencia y pasar de todo ello.

Un beso.

ganesha dijo...

excelente! nunca habia reflexionado sobre la critica de esa manera, GRACIAS por hyacernos llegar esto


salu2 y critica2

María dijo...

Gracias, ganesha, por leer este post y comentar, bienvenida a este blog.

Salu2.