sábado, 11 de abril de 2009

Estado de la nación



No voy a valorar el estado de la economía, tampoco las estadísticas del paro, menos aún las remuneraciones de altos cargos y políticos.... ¡Que no tiemblen las abultadas "nóminas"...!¡Eso será otro día! Mis pies caminan hoy por otros derroteros

A los buscavidas que estan ahora en la cima de esta vieja pirámide de las mentiras es a quienes me voy a dirigir pero por otros motivos... Líderes políticos, económicos, religiosos, de la judicatura, la prensa y otros varios... No les voy a reprochar comportamientos asentados desde hace siglos, milenios,... en la gente con su status.

El desencanto, el alma perdida de varias generaciones que no son capaces de encontrar en ellos el norte, la motivación, la fe en la naturaleza humana... La creación de condiciones para la desigualdad ante la ley, la perdida de la fe en la justicia, en la seguridad de las conciencias tranquilas, en los medios de comunicación, en la frescura y vitalidad de una sociedad sana. Eso es lo que les echo en cara.

Nos han robado la ilusión de la lucha por una sociedad mejor. Solo nos queda la de la lucha individual por ser personas mejores, mas felices,...

Cuando me devuelvan aquello que me han robado tal vez puedan contar conmigo, entre tanto... en la arena de este circo continuaré batallando, apedreando hienas, lapidando mentiras..., ensalzando méritos donde los haya.

12 comentarios:

Marga Fuentes dijo...

Verdades como puños.
Excelente post.
Un abrazo,

amor y libertad dijo...

para decir la verdad primero hay que encontrar la verdad

CharlyChip dijo...

No pretendo encontrar verdades sutiles, matices delicados, diseccionar las últimas hebras del tejido de la vida y la muerte. Años ha que desistí de filosofar mas allá de los límites de mi caja de hueso y pelos.

Solo algo tan simple como las mentiras que la realidad de cada día pone en evidencia.

Su misma repetición constante, la misma ceguera que viaja igual atras o adelante en la linea del tiempo y persiste contra toda experiencia, las delata como las más burdas falacias de larga vida que solo la fe ciega de avestruz que no quiere ver puede "creer".

Miente quien las cuenta, miente quien dice creerlas, incluso ante el espejo cada mañana, donde el director de la obra más personal de la historia dicta las instrucciones de la comedia cotidiana.

Saludos, Marga, Santiago. Un abrazo

Domingo dijo...

No estás solo, amigo Carlos. En esta arena aún quedamos algún que otro gladiador que, aunque cosido a puñaladas y lleno de mataduras, todavía reúne las fuerzas suficientes como para arrostrar las batallas que sin duda están por venir.

Camille Stein dijo...

nos queda la atenta observación

no se puede combatir con sus armas... el hecho de hacerlo supone aceptar sus reglas de juego

pero la ilusión sigue intacta... en los recovecos del interior bullen convicciones inexpugnables que no podrán asaltar, intuiciones de felicidad al margen de sus circos

un abrazo

CharlyChip dijo...

Lo se Domingo, mi motivo para entrar en el mundo de los blogs fue este, luego han surgido otros, pero la espada de la palabra sigue en pié.

El brazo derecho para la espada, el izquierdo para el escudo, pero ambos comparten sacan se complacen en armonía en las cuerdas del arpa.

Un abrazo

CharlyChip dijo...

La semilla permanece en el alma Camille, si la dejen crecer crecerá en calma, delicada, hermosa...; en otro caso resurgirá entre el asfalto y las balas pletórica de fuerza imparable de titán dormido, cuya simple e imponente presencia espantará al miedo.

Un abrazo

María dijo...

Haces bien, Charlychip, en decir lo que piensas, por lo menos tú sí que eres sincero, y eso es lo que deberían haber hecho desde el principio, los que estan en el poder, andar siempre con la verdad por delante, y no rodearse de mentiras engañándonos a todos con verdades falsas con sus buenas palabras, dejándonos convencer, para que, después, llegado el momento de las urnas, les dejáramos los ciudadanos nuestros votos.

Ahora que deberían realizar la práctica de sus palabras, nos vemos todos ahogados, y, metidos en un pozo sin fondo que no se sabe cuándo llegará el fin de su oscuridad y profundidad.

Es hora de demostrar todo lo que dijeron, de encontrarnos con los resultados que esperabamos, y, en cambio... ¿con qué nos encontramos? ¡a la vista está! ¡a la vista lo tenemos! un panorama negro, el más negro de toda la CCEE.

Mira no sigo hablando de esto porque me pongo enferma.

Un beso.

CharlyChip dijo...

El pasado ha guiado nuestros pasos, el presente los guía, el futuro los guiará... Prefiero no anticiparme con pronósticos de lo que pensaré y haré mañana pero María, ciertos equilibrios se rompen al sobrepasar el Rubicón, cualquier Cesar (nuestros políticos ahora), sea cual sea la intención de sus actos, solo puede esperar que los augurios le sean favorables y prepararse para peor de las batallas, aquella que se libra en su propio suelo, frente a frente con sus hermanos y esperar que el alba no traiga consigo el desastre.

brancalúa dijo...

Todo no nos lo pueden quitar aunque lo deseen...y este derecho a la palabra, que hoy nos está uniendo, a expresarnos, a gritar si es preciso e incluso a morir en ello, esa dignidad de saber quienes somos ...y una lista interminable eso no nos lo van nunca jamás a robar.
Un gran abrazo

CharlyChip dijo...

Eso espero Brancalúa. A menudo recuerdo 1984...

En la arena de este circo nos vemos...

Besos

LOLA dijo...

No decaigas amigo que no estas solo!!
UN BESAZO