jueves, 14 de mayo de 2009

Primer trimestre de embarazo y sus primeras fotos.

Es dificil definir si uno no está en la situación con los cambios que sufrimos las mujeres durante las primeras semanas de embarazo, pero como ese no es mi caso, y lo prometido es deuda os puedo contar un poquito de estas primeras semanas, no voy a entrar en consideraciones cientificas, sería realmente un poco peñazo, pero si os digo, sobretodo a vosotros chicos, que intenteís por un instante poneros en mi lugar y que mientras leeís esto os solidariceís un poco con nosotras cuando pasamos estas semanitas que no son nada fáciles.

Estoy ya de trece semanas, desde luego que rápido pasa el tiempo, pero no han sido en absoluto fáciles, y es que el papel que juegan las hormonas en mi organismo resulta realmente devastador para mi actividad diaria.

Al principio, cuando aún no era consciente de mi embarazo, el problema era el cansancio, y es que una que es como una "formiguilla" siempre haciendo cosas de repente solo tenía sueño, tanto que a veces Juan se enfadaba porque le dejaba con la palabra en la boca, directamente me quedaba dormida, recuerdo haberle comentado a mi amiga Bombi, "nena es que no tengo más que sueño últimamente", claro que a ninguno de los tres se nos pasó de entrada por la cabeza que eran mis hormonas, más bien lo achacamos a la gran carga de trabajo que tenía en el Hospital y sobretodo a los largos turnos de noche o alguno de esos virus que se suelen pasear por los pasillos de los hospitales y a los que quiero tanto que suelo acogerlos un poquito en mi pequeña personita.

Después comenzaron los cambios de humor, y así yo que ya he aprendido a base de hacerme mayor a morderme la lengua de vez en cuando y a razonar antes de gritar, de repente me convertí en "La bruja avería", me quejaba por todo, me enfadaba todo, me sentía de repente tan triste que no podía evitar llorar como si estuviese pelando un kilo de cebollas de un golpe, y es que la simple visión de mis niñas jugando con papá me emocionaba. A ver, admito que soy muy sensible, que soy de esas que hace las delicias de los "chicos duros" porque después de haber visto 15 veces "Gladiator" sigo llorando al final y no tan al final y necesito una sabana, pero de ahí a llorar por todo, la cosita estaba rara, muy, pero que muy rara. Claro que mis médicos que tienen explicación para todo lo tenían claro, estoy dejando los corticoides por lo tanto era "el mono de corticoides", y como ya había pasado por ello pues coló.

Pero lo peor fueron los dolores de tripa, las molestias gastricas, y las "puñeteras" nauseas, yo con un hambre de muerte y mi estómago empeñado en fastidiarme continuamente, si hasta me dijeron que era una gastroenteritis, ya que hubo una epidemia de ella en la ciudad. Al final una recordó que llevaba algo de retraso (normal por los corticoides), y me hice el test de embarazo, no vaya a ser, y FUE!!.

Las cosas a partir de ahí cambiaron, primero sentarme, meditar y decidir que hacer, algo que tuve claro después de ver a mi bebe por primera vez en la ECO, "estas de 8 semanas", me dijo la tocologo y todo parece estar bien, y entonces me dejo oir su corazón, aquella habichuelita tenía un ritmo fuerte y seguro, yo ya no podía decidir nada más, él/ella ya me había dicho hola, y no parecía quererse ir y sinceramente yo ya no quería que se fuera.

Y es que tan metidos en debates sobre el aborto, y sobretodo tan metidos entre las proabortistas "extremas" que consideran el embarazo como casi una enfermedad, y las "provida" extremas que consideran que las mujeres que abortan lo hacen con toda facilidad y por egoismo, yo de repente me sentí como en medio de la guerra. He de confesaros que alguna persona de mi entorno me animó a no tener a mi bebe, como si tomar la decisión de hacerlo fuera tan sencillo como decidir si quiero el café con leche, o solo, pero también tuve que considerar otros factores más sociales y economicos que evidentemente emocionales. Mi cuerpo, mis hormonas y mi bebe ya habían decidido que era una parte de mi y que se quedaba porque sí, porque la vida se abré camino y porque sin tenerl@ en brazos todavía ya le queremos. Me gustaría que esos grupos que de un lado y de otro parecen dispuestos a decidir tan facilmente por nosotras respetaran de una vez la individualidad de cada mujer, muchas "proabortistas" dirían de mi que soy tonta, o estoy loca y que total tan pequeñ@ no es nada, pues amigas si lo creeís o bien no habeís sentido esto nunca, o bien vuestras hormonas femeninas andan un tanto despistadas, respetar a aquellas que quieren traer una nueva vida. Y por otro lado muchas "provida" aplaudirían mi decisión, pero yo os digo que estas decisiones no son fáciles y que dejeís de insultar y molestar a aquellas mujeres que deciden no seguir adelante con sus embarazados, estoy segura de que la gran mayoría de las mujeres que toman semejante decisión no lo hacen llevadas por el egoismo, sino más bien por la situación social y/o economica , algo que seguramente a la mayoría de vosotras que gritaís en pro de la vida no os preocupa.

Veís desde que mis hormonas fluyen ampliamente por mi sangre sin control, una se ha vuelto guerrillera a tope, no puedo evitarlo, espero que mi peque si algún día lee esto, lo entienda a mi que algo de culpa la tiene. De momento me he cogido unos días de baja para descansar, sigo con mucho sueño y muy cansada, aunque las nauseas parecen ir desapareciendo, eso si mi estomago y yo seguimos en guerra de antiacidos pero chicos es que como tanto.... Juan dice que tengo un metabolismo de musaraña, si, esos bichejos que se pasan la vida comiendo sin parar, pero ahora es que tengo el doble de hambre, que digo el doble!!, el tripleeeee!!!, así que el almax anda por la mesilla, por si acaso. En cuanto a los cambios de humor, bueno tengo mis momentos, muy revindicativa, muy peleona, y de vez en cuando tristona, pero como ya se la causa pues me controlo e intento pensar las cosas antes de meter la pata.

Ah ,por cierto, que se me olvidaba, chicos que teneís prostata, algún día me entendereís, pero siempre tengo que tener un buen baño cerquita que mi nen@ necesita más espacio y mis aguas menores no tienen casi donde estar.

En fin amigos, ya me he he enrrollado, no puedo deciros todavía si es nene o nena, hay dudas. Eso si, os puedo contar que ya le hemos visto moverse, en una de esas ecografías en 3D, que ya mide más de 6 cm y que todo está genial, que estamos los cuatro encantados, y que nos queda esperar, eso si, se admiten apuestas.

Y aquí las primeras fotillos del/la pequeñin/a, a lo mejor no le veís demasiado guap@, pero es que está creciendo, y mi toco ha dicho que es guapisim@, y ella ve de estas ecografías todos los días.


La semana que viene nos daran un cd con toda la eco, a ver si viene en video y os lo puedo enseñar moviendose.Gracias a tod@s por vuestro cariño, sinceramente me he sentido genial con vuestros comentarios. Miles de bicos.

7 comentarios:

Marga Fuentes dijo...

Es emocionante ver es@ ratit@ con cabecita, cuerpo, y hasta piernas y brazos. Increíble la naturaleza, fantástica. Me ha encantado tu relato, es emocionante de principio a fin.
Me alegra sentirte tan feliz.
Te deseo para ti y para el/la bebé, que seáis muy felices l@s dos.
Un beso y un abrazo fuerte y enhorabuena de corazón.

Marinel dijo...

Es muy bonito lo que cuentas tan ilusionada, y ver ese bebito o bebita desarrollándose...ufff, es muy emocionante.Pensar que mide tan poquito y mira que forma tiene ya! ¿verdad?
Lo del aborto es algo que cuando te llega, es cuando te replanteas las cosas.Dices bien: hay que respetar el derecho individual de cada mujer y dejarla decidir sobre un tema tan delicado.
Tras doce años, quedé embarazada de nuevo y a los cuatro meses me dijeron que el feto no vivía y me tenían que practticar un aborto...
Yo, que me considero bastante actual, me hinché a llorar...así que ya ves!
Lo cierto es que luego vino mi niña y me hizo muy feliz,pero siempre pienso en qué carita tendría o cómo sería el anterior...
En fin, que llegado el momento te das cuenta de que no todo es tan fácil como hablar.
Y tú, cuídate mucho, respira profundamente ante esos cambios drásticos que sientes y adelante con tu felicidad.
Ya nos irás enseñando a tu bebé.
Muchos besos.

CharlyChip dijo...

Me alegra saber que todo va bien, aunque la naturaleza de un poco de guerra... Era de esperar. El caso es que estais todos embarcados en un proyecto que os mantiene ilusionados. Creceis como personas y como familia.

Me encanta, como curioso insaciable que soy, escuchar a tus neuronas y tus hormonas brotar disputandose el poder en tus palabras...

Una lección magistral de la realidad de la vida con ojos de mujer.

Un abrazo y ánimo para todos en este hermoso viaje.

mari dijo...

Gracias Marga, aquí estoy toda emocionada y encantada, la verdad es que al final creo que esto del embarazo me sienta genial, jeje, creo que al final podré confirmar su sexo, parece que un niño, así que ahora no me puedo quejar, dos nenas y un nene, la familia completa. Bicos.

mari dijo...

Marinel me entiendes perfectamente, en las últimas semanas me he encontrado con gente dispuesta a opinar por mi o lo que es peor a decidir por mi pequeño, hablar es tan facil, lo dificil es estar en el pellejo de tener que decidir, pero yo aquí sigo soplando cuando me entra el agobio hormonal pero feliz. Bicos.

mari dijo...

Carlos me encanta ver que he sido capaz de explicar lo que siento, a veces es dificil poder trasmitir sobretodo a vosotros lo que sentimos en ciertos momentos las mujeres, todo va bien, y aquí esperando a que pasen los meses, luego esta casa será una especie de locura llena de alegría infantil pero una gozada. Bicos.

Segis dijo...

Bueno, este tema es extensamente interesante. Prodríamos tratarlo desde la perspectiva socio-moral (conflicto de intereses, de prioridades... cuándo es simple confort y cuándo derecho de felicidad, por qué si la decisión es exclusivamente de ellas la responsasibildad es de ambos y dónde está el derecho/obligación de la sensibilidad paterna, quién es nadie para decidir qué debe hacer cada persona con su propia situación o quién es nadie para decidir cuando es prescindible lo establecido a su propia conveniencia...)
También tienen derecho a pronunciación los prismas legales que representan los intereses globales de una sociedad (el derecho del no-nato, existe), científicos (determinad qué es vida, y decid cuándo no lo es para catalogar qué es "terminar con una vida". O, por qué un médico debe acatar las funciones de rescisión de vida si su objeto vocacional es lo contrario).
Cabe, incluso, la opinión religiosa (cristiana y atea, ambas)... Etc.

Como no soy capaz, ni quiero, de llegar a conciliar tantos cabos, me conformo con (y permíteme decir que de todos los argumentos posibles las visicitudes humorales -perdón por la franqueza- son el peor slogan para ninguna conclusión) decir que ¡Felicidades! ¡Sea la que fuera, es tu decisión! y que, a juzgar por las fotos, se trata de un/a prominente futur@ "Nobel de poesía" :D :D :D ¡Qué quieres, cada uno tira para su lado¡

Un saludo,

Segis