sábado, 20 de junio de 2009

Vida social hace sociedad viva

Esta red de redes en que estamos "enREDados" tiene aquella vida que le damos... Nuestros pasos, nuestras huellas, marcan caminos que trazan nuestro destino... Con los lazos de la amistad humana se unen más continentes que con las políticas de los poderosos de cualquier índole...

Unir talentos, unir manos, unir corazones es la fuerza que la voluntad y la capacidad para ofrecer calor humano nos presta...

Empatía, palabra desconocida donde las haya, capacidad para entender el lugar que nuestros semejantes ocupan en el orden del universo más allá de la simple razón..., por la poderosa fuerza del corazón.

Hoy vengo aquí, como cada día que las letras de mi corazón me arrastran para invitaros a todos a compartir el espacio de cada cual... Soy ambicioso, pero mi ambición es sana, mi deseo es convertir esta red de redes en una familia, fuerte, unida... Convertirla en la voz del mil, de un millón, de mil millones de voces.

Los lazos que nos unen son los de nuestra propia naturaleza humana, aquella de la que ni la mentira, ni el poder, ni las armas, ni la tortura, la muerte o el olvido nos pueden separar....

Hoy vengo a pediros aquí, como cada día, que compartais con cada mano, con cada rostro invisible de los que recorremos este espacio un sentimiento de unidad. Que visitéis los blogs de cada cual, que recorráis sus palabras con ojo ávido de conocimiento que compartais la razón y el corazón...

Lector, redactor, visitante... Somos una familia tan grande como queramos hacerla... Solo los límites del espacio humano real o virtual pueden ser nuestra frontera jamás cerrada, siempre creciente...

Visitad las paginas de los redactores, de los comentaristas, de los lectores, de los visitantes ocasionales, sugerid la vuestra para incluir en nuestra lista de blogs interesantes...

Mientras no conozca de límites, los mios son mis fuerzas y el infinito lejano e inalcanzable...

¡Cultivad con vuestras palabras y actos la vida social de este espacio para romper fronteras de cualquier índole!

¡Quién os lo pide, lo hace cada día en la medida de sus fuerzas!

3 comentarios:

amor y libertad dijo...

y poco a poco creamos así un mundo nuevo, nuestro

CharlyChip dijo...

De eso se trata Santiago, de superar la individualidad, de adquirir conciencia de humanidad, más alla del límite de las fronteras, de convertirnos por el conocimiento de nosotros mismos que nos da la empatia, en una fuerza viva que controle su propio destino al margen de cualquier jerarquia, incluso aunque debamos, al menos de momento, coexistir con ella.

Un abrazo

Marinel dijo...

Charly, es grande lo que dices y transmites.
Me gustaría tener esas mismas fuerzas que tú tienes,pero me temo que no es así.
De todas formas, estoy en ello e intento hacer que mis palabras caminen por los máximos lugares posibles, dentro de los límites de mi tiempo.
Besos.