martes, 4 de agosto de 2009

Cada día trabajamos menos.

Desde hace mucho tiempo la crisis esta presente en España, y sus víctimas están siendo muchas. Pero algo que no tiene nada que ver con la política es algo tan simple como las pocas ganas que tienen algunos gremios en trabajar, o por lo menos en desarrollar su trabajo como deberían. En concreto me refiero al gremio de los mensajeros y carteros, y no hablo con la finalidad de ofender, pero estos trabajadores que tienen la suerte de tener un trabajo cuando hay millones de españoles parados.

Llevo un tiempo viendo como los trabajadores citados anteriormente no hacen su trabajo como deberían, y con esto me refiero a la novedosa practica en el sector de la mensajería que se basa en llevar un paquete a casa y en caso de que el receptor no este en casa, dejarle el aviso de paquete encajado en los interfonos, o pegados al estilo post-it en el portal del edificio, pero nunca en el buzón correspondiente; por lo tanto, el paquete puede que nunca sea recibido o se pierda en el olvido y alguien se quede esperando un paquete que no sabe que le esta esperando en alguna oficina.

Y no es esta la única practica que se esta llevando a cabo. Por parte de Correos, ¿quien no ha sufrido la vagancia del cartero que por no subir a casa a entregar un paquete, ha dejado directamente el aviso de paquete en el buzón cuando nosotros estábamos en casa y como consecuencia de esto, nos hemos tenido que tomar la molestia en ir a la oficina de Correos? U otra practica también muy fea que se basa en no subir el paquete a casa y tirarlo directamente a la basura y que tengas que encontrarlo allí por casualidad cuando ese paquete debería haber sido entregado en mano.

En fin, siempre habrá gente que no sepa valorar lo que tiene, y menos un trabajo en tiempos de crisis. Estoy seguro de que muchísima gente estaría dispuesta a cubrir ese puesto por la mitad del salario del actual trabajador.

8 comentarios:

Andrés Paredes dijo...

Hola Alberto.
La que tienes liada en Que! con este post.
Pienso que falta bastante responsabilidad por parte de los trabajadores en algunos sectores que afectan directamente al cliente/usuario. No se trata más que hacer el trabajo lo mejor que se pueda y procurar perjudicar lo menos posible.
Un saludo.

Dolita dijo...

Lo de la modalidad "tirada a la basura" no la conocía pero el resto sí.

Justamente ando como loca pendiente de dos entregas y no me fio ni un pelo. Muchas veces me he encontrado el reguardo donde pone que no se entregó por no estar en casa a tal hora y no era cierto.

Que hay que hacer bien el trabajo va por todos, incluso para ellos.

Un beso

CharlyChip dijo...

Ocurre a veces lo que dices de los paquetes y los avisos. No recibo paquetes muy a menudo pero lo ocurrido en algunas ocasiones me dice que es cierto en ocasiones.

También han ocurrido casos de tirar paquetes, seguro que más de los que sabemos por la prensa, en particular recuerdo uno creo que precisamente de Cataluña que salio en la prensa hace unos años en que un cartero había tirado muchos paquetes y cartas hasta que lo pillaron.

De todos modos te invitaría a conocer un poco más a fondo el mundo de correos... La realidad es mas compleja, diversa y dificil de compreder de lo que parece a simple vista desde el exterior.

Pienso que en general los casos extremos son excepcionales, aunque en estos tiempos de decadencia ya no estoy seguro. Piensa con objetividad en la parte de responsabilidad de la administración (en que ofrece y que exige a los carteros), incluso en la responsabilidad de los receptores en la ineficiencia (la ley dice tantas cosas que jamás se han respetado...).

Piensa en lo tiempos anteriores, en los costos del correo y el nivel de eficiencia con respecto al coste y la falta de medios...

He conocido un poco el mundo de correos desde dentro y, como otros sectores de la administración pública que he tenido oportunidad de conocer por breves períodos no es oro todo lo que reluce, tampoco mierda todo lo que huele mal...

A menudo me pregunto como algunos consiguen superar los obstaculos del sistema para hacer las cosas con un cierto nivel de eficiencia mientras soportan encima broncas...,y como otros consiguen estar tanto tiempo haciendo de las suyas sin que los pillen en falta...

Bueno la verdad es que se el como y el porqúe... La persona siempre es la que al final marca la diferencia, como en toda actividad.

No se si dios escribe derecho con lineas torcidas, pero si se que la administración escribe mas o menos derecho con lineas torcidas y a menudo con boli ajeno.

Una pregunta interesante podría ser: ¿De quien es el boli y por que se trabaja de ese modo?

Conociendo a nuestros políticos, a los jefes de distintos pelajes y grados, a los trabajadores de a pie de distintos pelajes y la costumbre de diluir y esconder responsabilidades no me atrevería a afirmar quien es el culpable salvo en casos concretos y con matices...

Creeme, no es que no me guste sacudir palos..., me encanta y tu lo sabes. Es que la realidad es más compleja y diversa que los terminos en que la planteas.

Lo único que si me atrevo a afirmar es que si algun dia se empieza a hacer limpieza en los mecanismos de este estado aparecerá mucha herrumbre, suciedad, caos y desgobierno; muchos trabajadores ejemplares y muchos sinvergüenzas, muchos jefes buenos y muchos malos...

Las listas del paro se haran sin duda más grandes, pero no tanto como cabría esperar por los resultados visibles actuales.

Si las listas se hiciesen mas grandes de lo previsto es que seguramente no se estaria haciendo lo correcto sinó un maquillaje y un disfraz para lavar la apariencia, seguro que acompañado de mucho aparato de propaganda.

Lo bueno y lo grande a menudo no se hace con grandes espectáculos, normalmente se hace en silencio y los que lo hacen pagan su propia factura.

Un abrazo

Alondra dijo...

Me pongo de los nervios cuando tengo que ir alguna oficina del ayuntamiento, se mueven con una lentitud desesperante. En la empresa privada el tiempo es oro en la pública la gente está desganada. Más o menos sueldo pero cobran a fin de mes y tienen un trabajo fijo; no lo valoran, deberían ponerles un plús de productividad a menos trabajo, menos sueldo, seguro que nos recibían con una sonrisa. Besitos.

Alberto Soria dijo...

Bueno, parece que todos conocen el tema mas o menos. Se muy bien que no se debe generalizar, pero era necesario que estas practicas se dieran a conocer.

Por otra parte, estoy de acuerdo con Charly, porque si que es cierto que deberia conocer mas a fondo el mundo de la mensajeria. Quizas algun dia tenga el placer de que me lo expliquen y enseñen bien.

Y por ultimo, Andres, si que se ha liado gorda en el Que! y como sabras, donde comenta Leona se lia mucho mas por esos ataques de paranoia de que todos le persiguen =) .

Saludos y que disfruteis las vacaciones!!

CharlyChip dijo...

De la mensajeria no tengo elementos de opinion, apenas he usado de sus servicios y menos en lo personal.

De correos mi experiencia como un usuario más y algo de tiempo de trabajé en carterias rurales.

No es mucho, pero aunque breve, fue intensa la experiencia...

Más me preocupa el cambio de política del estado con respecto a las notificaciones..., envios certificados de la admin. Se pasó de la protección del derecho del ciudadano a pesar de la pirateria de muchos esquivando las notificaciones a ser una herramienta de pirateria del estado por la via expeditiva.

Puedes tener la mala suerte de que te envian algo y ni siquiera sabes a quien dirigirte para recuperarlo una vez pasado el plazo de recogerlo en la lista de correos.

Si estas ausente de tu domicilio habitual con frecuencia puede significarte verdaderos problemas.

Del mundo de los felinos prefiero ni recordar... A gusto me he quedado con la distancia.

Tardo en romper lazos, pero cuando los rompo no vuelvo.

Un abrazo

Joseluinik dijo...

Buenas a todos. Yo he trabajo en amos trabajos, tanto de cartero en Correos, como mensajero en multitud de empresas. Correos...es lo de siempre, lleva el virus del funcionario en sus venas. Acepto que voy a cometer el error de generalizar, y hacer pagar a justos por pecadores, pero es la realidad, el hecho de tener un trabajo seguro, el no ganar nada por cumplir o no cumplir, y los valores de la propia persona, son un cóctel molotov que llevan a la ley del mínimo esfuerzo. De siempre estuve en contra de este tipo de contratos públicos que solo benefician al trabajador, ni a los clientes, ni al usuario, ni al propio sistema, pero... las reglas están así, y hay que jugar con ellas.
En cuanto a la mensajería privada, ahí no tengo nada malo que decir, el sistema de beneficios por entregas, la competencia, y el control de las mercancías, le dan una gran fiabilidad a los envíos, y sus trabajadores, mucho o poco, lo que trabajan, se suele hacer bien.

Aún así, hablas de Correos, pero se puede extender como bien he leído en otros comentarios, a cualquier empresa pública. Nose cuál es la solución, ni si es posible, pero si uno de tus argumentos son estos tiempos de crisis...para un funcionario nunca hay crisis, y menos, ninguna en la que tema por su puesto de trabajo.
Un saludo.

CharlyChip dijo...

Tal vez las reglas de juego para puestos públicos están bien para gente más madura socialmente que la que a veces ejerce la labor.

Tal vez necesitamos todavía, tal vez desde y para siempre las reglas de juego de la empresa privada para ser eficientes...

Tal vez el reto de estos como de otros tiempos es como y con que actitud se enfrenta cada ciudadano en particular y en solitario a la sociedad y sus reglas de juego, a la actividad productiva y a sus jefaturas publicas y/o privadas.

Tal vez el reto es también como se emfrentan tanto la iniciativa privada como el sector público al respeto a los derechos básicos y a la ética al tiempo que no se exceden en las concesiones sin condiciones en cualquier dirección.

Sinceramente no conozco desde dentro el sector concreto de la mensajería privada, no sabría que opinar de el, me faltan elementos de juicio.

Un cordial saludo