sábado, 26 de septiembre de 2009

¿Te has sentido alguna vez ignorado?


Muchas veces nos revelamos con la injusticia, con la discriminación, con la marginación, con la incompresión ... y, no nos damos cuenta de que luego somos los primeros en revelarnos juzgando a los demás.

Si antes hemos gritado, nos hemos revelado y llorado por tantas injusticias de la vida ... ¿por qué después actuamos así?

Tenemos derecho a decir, a hablar, a sentir, a expresarnos todos como queramos, seamos como somos, no nos importe que alguien se oponga, pero lo más importante, acordémonos siempre de no discriminar a los demás con el más humillante de los sentimientos: "la indiferencia", que es uno de los sentimientos más negativos que hay, el que seas "nadie" para alguien.

Cuando alguien siente odio hacia otra persona, está demostrando un sentimiento negativo, aunque sea un sentimiento negativo está sintiendo algo por esa persona, ya que hay algo que aún le sigue llamando la atención, no le resulta indiferente.

Pero cuando se trata de la indiferencia, te hacen sentir ignorado, ser nadie, no existes, eres invisible, es una manera de discriminar con esa indiferencia, destruye mucho más que el odio, porque la indiferencia es fría muy fría tanto como el hielo que llega a congelar.

¿Te has sentido alguna vez ignorado? ¿cuando alguien que te llegó apreciar mucho, un día se cruza en tu camino, y ni te mira, o, esperas esa llamada de teléfono... un minuto... dos días... cinco años..., y no llega a sonar nunca...?





15 comentarios:

LOLI dijo...

Sí Maria!!,por desgracia la he sentido y es de lo peor :(

UN BESAZO GRANDE

María dijo...

LOLI:

Muchas gracias por tu opinión.

Otro besazo enorme para tí.

CharlyChip dijo...

¿Quien no se ha sentido ignorado en alguna ocasión...?

Claro que me he sentido así, pero lo que me hace sentir eso depende mucho del momento, la situación y la persona...

Besos chiquilla

María dijo...

CHARLYCHIP

Gracias por tu aportación, y tienes razón, influye también el estado de ánimo, hace que las cosas las veas más profundas todavía.

Un beso.

María dijo...

Pero ... ¿ya no hay más aportaciones? ¡¡¡venga amigos!!!! animaros un poquito, no tengáis miedo, romper el hielo, dejar que vuestro interior vuele... hable... transmita ... , tenemos que sentirnos vivos... es muy bonito opinar, dialogar, participar ...

Un beso y venga... ¡¡¡adelante!!!

Joseluinik dijo...

Yo llevo 5 meses y 3 días sintiéndome ignorado, y la verdad, preferiría el odio al silencio. No es solo rechazo, es cerrar todas las puertas posibles para la búsqueda de respuestas por esa situación, incomprendida. Hay muchas cosas malas en este mundo, mucho daño gratuito y mucho dolor innecesario, provocado por el egoísmo.
Imagino que ante esto solo queda la medicina de siempre, el tiempo.

Julio dijo...

María, es raro no haber pasado en algún momento por esa situación, y lo peor de la indiferencia es no saber los motivos y la impotencia para solucionar el problema.
Un abrazo

María dijo...

JOSELUINIK

Siento que te veas en esa situación durante ese tiempo, y yo también pienso que es mejor que nos sientan odio que indiferencia, porque de esta forma, como tú dices, es encontrarte con las puertas cerradas para buscar posibles soluciones, creo que no es justa esa situación.

Lo mejor es el diálogo para encontrar soluciones, pero jamás cerrar las puertas.

Sentirse ignorado es sentirse marginado, cuando luego estamos todos en contra de la marginación, y sin darnos cuenta, después, actuamos igual.

Gracias por participar.

Un beso.

María dijo...

JULIO

Muy bien expones algunos de los motivos de la indiferencia, porque no se sabe muy bien qué podemos haber hecho mal para que alguien nos juzgue de esa forma, y si acaso sospechamos de lo que se pudiera tratar, nos hacen sentirnos impotentes para poder solucionarlo pidiendo perdón.

Un beso.

Domingo dijo...

Sí, yo sí me he sentido ignorado, ayer mismo, en el día de mi cumpleaños, cuando ELLA, a la que tanto amé y por la que dí lo mejor de mí mismo, no me mandó ni un triste SMS para felicitarme. Eso me hace trizas, pero gracias a que mis amigos me van abriendo los ojos estoy en vías de recuperación. :)

María dijo...

DOMINGO

Gracias por tu participación y sinceridad, la verdad es que eso duele mucho, pero siempre hay otras muchas personas que te quieren y saben valorarte por quién eres, y es mejor fijarse en ellas, que son las que te dan positividad, con su apoyo, cariño y verdadera amistad.

Un beso.

A79 dijo...

Las reflexiones sobre la indiferencia pueden ser muy profundas y en ocasiones, complicadas.
Uno de mis lemas personales es: "ante un desprecio, un silencio o un aprecio".

El silencio, con el fin de intentar apaciguar, no meter la pata indebidamente, meditar sobre el hecho concreto: reflexión y mesura.

El aprecio es un desafío, una demostración de afecto a quien te ha ignorado o te ha hecho algún tipo de daño más o menos concreto: es una acto de conciliación, humildad y afecto. Un ejemplo propio y ajeno, en donde se imponen la bondad y los buenos sentimientos.

Todos/as hemos sido ignorados. Todos/as hemos ignorado a alguien en más de una ocasión.
Aplicaré el mea culpa. Mis disculpas si -en más de una ocasión- he obviado a algún amigo u otra persona indebidamente.
Cometo muchos errores.

Salud y saludos a todos. Toni Sagrel.

María dijo...

ALF79

Muchas gracias por tu comentario, me parece muy interesante tu apreciación respecto a este tema.

Todos tenemos sentimientos duales, es inevitable, somos humanos, pero lo que está claro es que los sentimientos negativos los podemos modificar, intentando llegar a un acuerdo entre las partes, nunca podrá resultar así cuando se ignora a la otra persona, siempre es muy positivo, el diálogo para llegar a una conciliación, ignorando a alguien nunca se podrán arreglar las cosas.

Un beso.

Alondra dijo...

Yo no me sentí ignorada, pero si ignoré alguna vez, los personajes en cuestión no merecían ni mi odio, eso sería algo...
Saludos.

María dijo...

ALONDRA

Me alegro mucho que hayas tenido la suerte de no haberte sentido nunca ignorada, y me parece muy positivo que reconozcas que tú sí lo hiciste, te agradezco mucho tu participación.

Un beso.