sábado, 15 de noviembre de 2008

El comando de la nocilla



Ya me siento libre, el comando de la nocilla ha actuado... Hoy me siento bien, seguro que mañana me sentiré mas rico.

Pasado mañana se reuniran de nuevo y le pondrán un parche a la democracia. Seguro que al dia siguiente me sentiré mas libre.

Señores, besemos la tierra contaminada... Ya estamos salvados

El colega Zipilin ya viene... Aleluya, la patria no está sola, nuestro elegante lider ya esta de vuelta en su tipi, sentado sobre la piel de toro..., solo faltan Nube Roja y el general Costrus.

¿No escuchais las campanas...? Seguro que doblan por eso... ¿Será...?¿Por quién doblan las campanas...?

10 comentarios:

el piano huérfano dijo...

jajaj tiene un punto humorista
gracias

Domingo dijo...

Las campanas doblan por los de siempre: los españolitos de a pie.

CharlyChip dijo...

Ya se sabe, aquello de "Que merendilla" ;-)

Un saludo

CharlyChip dijo...

Pués si Domingo, con lo que estos elementos han viajado, dormido y merendado unos cuantos parados tendrian para vivir, tal vez unos cuantos jubilados para salir de la indigencia remunerada...

Un saludo

Julio dijo...

Hola, ya estoy aquí, según el interfecto, hoy estamos mejor que ayer, y mañana mejor. Que se lo pregunten a los parados el próximo domingo

María dijo...

Parados que no encuentran un trabajo, jubilados con pensiones escasas, obreros con sueldos míseros, precios que suben hasta el cielo...

Mejor prefiero no seguir pensando, porque se me revuelve el estómago.

Un beso.

mari dijo...

Juasjuas, con el cabreo que tengo me han entrado ganas de tomarme un bocata de nocilla a la salud de estos sufridos muchachos que solo quieren salvarnossss.
Bicos Carlos.

CharlyChip dijo...

Si, como lo de las medallitas del amor Julio pero en versión recochineo económico-político

Un saludo amigo, ya te extrañaba por aca.

CharlyChip dijo...

Creo que un poco de humor, así sea negro María, ayuda a sobrevivir...

De todos modos lamento que la gente no tenga más reacción a pie de calle...

Mi poca visión me dice que si algo se reacciona al final será muy fuerte, desproporcionado y descontrolado..., casi peor que aplicar el silencio de los corderos.

La apatía pasa factura pero todavía mas grande es la factura de la furia descontrolada.

Un saludo y un besote

CharlyChip dijo...

Mari, que te voy a decir, veo que recuerdas la propaganda de nocilla ;-).

Un besiño