domingo, 30 de noviembre de 2008

La cara oscura de la luna


La luna siempre ha representado para mi, junto con las estrellas, el frescor y la luz de una cálida noche de verano en buena compañía o soledad tranquila fumando un pitillo... Ese extraño en el paraiso, el pitillo, es la cara oscura de mi cielo estrellado de ensueño...

Recientemente mi extraño en el paraiso han sido el futbol y sus hinchas violentos...

Nunca los deportes han sido la estrella de mi cielo, soy poco sociable, siempre me he sentido entre la gente como un paseante despistado sobre un campo minado...

Para jugar al futbol, como a cualquier otro deporte, algo que en el fondo me gusta, a pesar de no ser muy bueno en ello, como en tantas otras cosas en la vida, hace falta compañía y yo procuro mantener mis compañias a un nivel mas reducido que los 22 requeridos oficialmente o los xposibles de un encuentro informal...

Huy...que me pierdo en la verborrea y la introspección....A lo que iba, el futbol y su cara oscura...: Los inchas violentos.

El término "hincha", según la wikipedia, sirve para denominar al simpatizante "activo" de un equipo de futbol. Según parece tiene su origen en Uruguay, a comienzos del siglo XX, en los gritos de apoyo que daba a su equipo, el Nacional de Motevideo, Prudencio Miguel Reyes, un talabartero uruguayo cuya tarea era hinchar a pulmon la pelota del equipo... Este término se hizo de uso común en los paises de hispanoparlantes para referirse a los aficionados que expresaban ruidosamente su apoyo a los equipos de cualquier nacionalidad.

Hablaré en este caso de unos visitantes indeseables que ha recibido mi ciudad de adopción, A Coruña, un punto en el mapa de España. Los hinchas del Feyenoord Rotterdan, un conocido equipo holandes con larga historia que puedes consultar si no conoces en el enlace de su nombre.

Recientemente este equipo, borrado del mapa de la competición europea por la copa UEFA en la temporada 2006-2007 por el comportamiento violento de sus hinchas, con destrozos en la ciudad francesa de Nancy en la que perdió por 3-0 ante el AS Nancy.

En su primera oportunidad de volver a la competición luego de la sanción, en una ciudad donde el clima futbolístico es relativamente tranquilo, han demostrado que no han aprendido nada...:
  • Una paliza a un camarero en un restaurante refrenada, todo hay que decirlo, por algunos compañeros "más civilizados" del beodo peleón...
  • Destrozos en la luna de un comercio de disfraces...
  • Numerosos enfrentamientos con personal de locales de ocio y destrozos de menor cuantía luego de beber, no precisamente agua, y pretender marcharse sin pagar escudandose en la fuerza y el grupo para intimidar al personal .
Con un desprecio total de la paz y la concordia que debe presidir una manifestación deportiva de competencia pacífica y superación...algo que ha tenido que resolver la policia...

Estas han sido algunas de las hazañas que han conseguido que la ciudad se haya convertido zona invadida por la policia para controlar a la mala bestia que algunos de ellos llevan dentro...

La presencia de estos elementos indeseables ha hecho que cambiase mi rutina... En lugar de dejar que mis hijos volviesen solos a casa desde el colegio, algo que se puede hacer en una ciudad medianamente civilizada, he ido a buscarlos para acompañarlos.

[Entre 20 y 30 furgones de policia nacional y algunos coches de la policia local he encontrado a lo largo de todo el paseo marítimo y rodeando el estadio cuando acompañaba a mi hijo al médico, policia vigilando de cerca los grupos de estos "alegres" visitantes de la ciudad donde nadie es forastero salvo que se conporte como si lo fuese...]

Su visita ha terminado, para algunos, en juicio rápido y espero que condena contundente... Espero que su equipo no merezca otra condena por alentar sus comportamientos. El futbol es otra cosa.

Alguna vez habremos de aprender que la palabra "civilizado" no es una marca de ropa de moda, tampoco un slogan vacio de la política, ni una marca de refresco o videojuego, que no es un nuevo tipo de mensaje de mobil. Por eso algunas veces se aloja en rincones oscuros del globo donde la gente común es capaz de convivir en paz y lucir esta faceta de la naturaleza humana sin mas testigos que sus sombra y sus vecinos.

La civilización es algo más complejo que implica conocimiento, cultura, comportamiento y sobre todo es un modo de ver la vida y de vivir que no se reserva solamente para los domingos de iglesia y los actos sociales.

Es el vestido del alma de la inteligencia positiva y creativa.

Stadion Feyenoord (Alias "La bañera")
El Estadio de estos "señores" hinchas del Feyernoord

Refª: Wikipedia , WordReference y mi propia charla con afectados y conocidos que viven y trabajan en un radio de 500 m, en mi zona habitual de vida y paseo.

3 comentarios:

Domingo dijo...

La excusa es el fútbol, pero para un radical podría ser cualquier otra para "saltar". Lo malo es que estos cuatro talibanes futbolísticos hacen que se demonice injustamente a la inmensa mayoría de los hinchas, que sí son personas civilizadas y que de veras disfrutan del deporte como manifestación lúdica pero también de hermanamiento y confraternización colectiva. Y lo que ya clama al cielo es que sean los propios presidentes de los clubs los que alienten a los hooligans para sacar adelante una sucia trama de intereses.

CharlyChip dijo...

Son bestias pardas que echan a perder la sana diversión con una gota de chauvinismo sano y positivo que muchos ciudadanos disfrutan desfogandose un poco sin hacer mal a nadie.

Cada país y cada equipo debería avergonzarse de los suyos y el mundo de los de todos.

Son la materia prima base que goza en cualquier guerra con el sabor de la sangre y la brutalidad.

Mentes estrechas que son capaces de matar por las letras de una matrícula sin mirar las caras ni conocer a quienes matan...¿Para que...? Eso requeriría empatia, inteligencia,... Fruslerias para una ociosa mente canibal.

Un saludo Domingo

Marinel dijo...

Mi opinión es la de que estos "seres", por llamarlos de alguna manera, no son futboleros.Son personas radicales, violentas,dañinas,a las que les vienen al pelo las aglomeraciones para hacer sus barrabasadas.Para llevar a cabo sus destrucciones necesarias para sus ideales de convivencia, que no son otros que prevalecer sobre el resto a través de la violencia.
No conocen lo que es el civismo, la educación es una palabra que no está en su vocabulario y la honestidad y los valores, pájaros en vuelo que no pueden alacanzar.
No me gusta nada el fútbol porque creo que es dónde más síntomas de irracionalidad se perciben, se viven y pienso que en gran parte se motiva desde los mismos clubes.
Lamentable me parece también,que once señores cobren cifras astronómicas por hacer deporte, cuando hay gente muriéndose de hambre y en la pobreza más absoluta...
Deprimente y censurable el entorno de este deporte.Al menos en mi opinión.
Besos.