miércoles, 14 de enero de 2009

La bola de cristal

Desunion y dialogo de sordos en igual o diferente idioma = Crisis.

La desaparición de la URSS como tal, el fin de la guerra fria, la caida del muro de Berlín han sido hechos significativos en la historia del siglo XX por si mismos pero parecen haber sido también el punto de inflexión que ha marcado el fin de un equilibrio inestable que no podía tener futuro ante la decadencia de una URSS caida por su decadencia ideológica y económica.

En los nuevos tiempos los cambios han sido importantes y aun se está fraguando lo que ha de ser el nuevo equilibrio o desequilibrio que marcará el futuro de largo plazo de la humanidad.

Con la desaparición de la confrontación "ideológica" se ha diluido el espíritu del occidente "civilizado" a pié de calle y se ha perdido la justificación de la política agresiva de los U.S.A.

Occidente ha perdido el norte y como suele ocurrir en un grupo de lobos, cuando el lider entra en decadencia surgen nuevos lideres dispuestos a escalar posiciones en el escalafón y, en los casos extremos, atacarlo hasta su rendición...

A resultas de esta falta de liderazgo con estrella se han observado efectos a dos niveles:

En el teatro mundial han surgido con fuerza los funtamentalistas religiosos dispuestos a imponer sus teocracias, los gigantes que vivian a la sombra de los dos líderes han dado un paso al frente, las nuevas potencias económicas surgidas de culturas y gobiernos que toleran que unos pocos ejerzan la explotación más despiadada sobre la mayoría empiezan a tener un peso importante en la economía.

¿Que nuevos horizontes nos abre la crisis? Quisiera poder verlo en mi bola de cristal...

Creo que si no enderezamos pronto el rumbo con decisión el nuevo equilibrio seguramente no sera de nuestro agrado, no solo en lo económico, que solo será un síntoma de otros cambios que afectarán más profundamente a nuestro modo de vida...

6 comentarios:

Marinel dijo...

Pero Carlos,¿de qué manera podemos actuar para tomar las riendas de este desbarajuste?
Yo, a veces pienso que quizá una huelga general en todo el País, daría un toque de atención rotundo al gobierno...
Sin embargo, también pienso el caos que se produciría con unas posibles consecuencias aún más nefastas...
Además, dudo mucho que la gente en general lo llevase a cabo, pues la necesidad aprieta y los empresarios lo están aprovechando absolutamente...
Yo, que me reconozco ignorante en todas estas cosas, estoy bastante asustada viendo el entorno,pero no sé cual o cuales serían las soluciones reales y efectivas a adoptar...
Un beso.

CharlyChip dijo...

Dificil pregunta. Cada solución requiere renuncias de tirios y troyanos... Ni unos ni otros están dispuestos. Renuncia es un término que no está de moda.

Unos atrincherados en sus escasos derechos y otros en sus cómodos privilegios.

Un beso

CharlyChip dijo...

El problema no es que no existan soluciones posibles sinó que nadie está dispuesto a admitirlas...

Todo el mundo quiere hacer tortillas sin romper huevos..., en particular los más privilegiados.

Julio dijo...

Yo creo que estamos como en una partida de ajedrez, tenemos delante lo que venimos llamando las fuerzas, quienes utilizan lo que se llama gambito, sacrifican un peón para ganar la partida, unas veces una guerra, otras un barco, otras una ministra, etc., pero poco a poco nos vamos dando cuenta, máxime cuando lo llevan utilizando años y ademas les sale bien, hay están los resultados de las urnas.
Si a ellos les da resultado, nosotros debemos elegir nuestro peón para ganar la partida, que puede ser buscar un político que más o menos no nos disguste demasiado, y hacer campaña a su favor para que sea la llave de la próxima elecciones, conseguiríamos por un lado un escarmiento a los dos grandes partidos del momento, y por otro este hipotético tercer partido estaría en la necesidad de cuidar su espacio político si no quiere desaparecer la siguiente legislatura.
Podríamos empezar por consensuar un código deontologico que recoja un conjunto de criterios, normas y valores y publicar el mismo o mandárselo al partido que elijamos, en fin es una idea.
Un abrazo

CharlyChip dijo...

Una idea bastante buena lo del codigo deontológico. Si alcanzásemos el suficiente peso específico como grupo O.V. podríamos hacerlo, dependera como toda influencia que podamos ejercer del numero de redactores y comentaristas.

Yo ya tengo mi partido preferido para probar y estoy deseando poder valorarlo cuando tenga una verdadera oportunidad. UPyD, el tiempo dirá si de verdad vale la pena.

Prefiero que sea el partido "bisagra" en las proximas elecciones en lugar de los nacionalistas, sería la manera de moderar los excesos de estos y su excesiva influencia en las politicas de un gobierno de cualquier signo que gane.

El tiempo dirá que puede ser.

Un abrazo Julio

Domingo dijo...

Que si nuevo orden mundial, que si refundación del capitalismo, que si bla, bla, bla. Palabras, no son más que palabras y cuentos con los que duermen a los hombres, que diría León Felipe. A mí me parece que todo está cambiando para que, paradójicamente, siga todo igual. Es decir, los poderosos seguirán montados en el machito y los desheredados del mundo seguirán tragando mierda. Hay cosas que no cambian.