viernes, 20 de febrero de 2009

Violencia juvenil ¿Que estamos haciendo mal?

Mientras perdemos el tiempo dandole vueltas a corruptelas politicas y corruptos sin darnos cuenta de que sería muy ingenuo pensar que solo unos son corruptos, u otros se saltan las leyes a su antojo demostrando una vez más que aquí nuestra opinión no sirve de nada, y por nuestro lado dando muestras de una ingenuidad casi increible, no solo por permitir que se centre la atención en un tema que a priori solo se soluciona a través de los tribunales, siempre claro que estos funcionen como deben, cosa que no parece evidente en la realidad actual de nuestro país, donde las dos grandes pandas politicas se están dedicando a lanzarse acusaciones dejando de lado los problemas reales para crear una gran cortina de humo sobre la situación economica que esta afectando a la mayoría de los ciudadanos, existe otro gran problema que parece quedar en segundo plano pero que está realmente desestabilizando la realidad social, algo que vemos a diario y que por algún extraño motivo no somos capaces de atajar, y es la creciente escala de violencia juvenil que a todos los niveles está apareciendo a nuestro alrededor.

Casos como el asesinato de Marta del Castillo , hacen que la sociedad ya de por si convulsa no salga de su asombro. Cuando un grupo de jovenes, en lo mejor de su vida se rinden a la violencia hasta el punto de cometer un homicidio, desacerse de las pruebas incluido el cadaver de una menor, con total sangre fría e incluso pedir en público a la víctima que vuelva a casa, en una muestra increíble de frialdad y descaro, una se pregunta que es lo que estamos haciendo mal ¿Por qué nuestros jovenes muestran cada día más una total falta de sensibilidad ante la violencia, hasta el punto de ponerla en práctica para solucionar sus problemas de relación.? Quizás la funesta imagen que esta dando nuestra justicia, donde ladrones de guante blanco que roban cantidades insultantes de dinero están viviendo comodamente durante un periodo muy corto de tiempo en las carceles, saliendo al poco y convirtiendose casi en estrellas televisivas, donde pederastas condenados campan a su antojo por nuestras tierras porque no se llevan a cabo sus condenas, por dejadez judicial, donde politicos y empresarios hacen lo que les viene en gana, prevaricando, saltandose las leyes y haciendose los tontos, sin que haya consecuencias, donde se condena a unos a penas de prisión por robar una barra de pan, y se deja absuelto a un joven por matar a su padre bajo los efectos de setas alucinogenas, donde violadores y asesinos salen de la carcel sin cumplir sus condenas completas por buen comportamiento, donde un menor puede asesinar a sangre fría a sus padres y al llegar a la mayoría de edad queda absuelto hasta el punto de poder presentarse a un concurso televisivo.....

Podriamos seguir y seguir alargando la lista de sin razones, y yo solo veo que el mensaje que le estamos dando a nuestros crios es que todo vale, que la vida de los otros da igual siempre y cuando uno se salga con la suya, que aquí si eres menor puedes apuntar con una pistola, que no pasa nada, que cuanto más robes mejor, menos condena, en definitiva que la violencia no solo es lo normal sino que además puedes ejercerla sin problemas.

La realidad que se nos presenta es una perdida total de valores por parte de la juventud, donde un crío puede levantarle la mano a su madre y sin embargo el castigo por parte de los padres puede ser condenado, donde llevar navaja, pistola u cualquier utensilio que sirva para amenazar y atacar a otros es lo habitual, donde el respeto a la libertad del otro se ha perdido en pro del egoismo y el egocentrismo.

Son muchos, muchisimos los casos de violencia juvenil que se ven a diario, vemos como grupos ultras unen a jovenes manejando a su antojo los pensamientos de estos y dirigiendolos hacía un camino de radicalidad y separatismo que consigue desmembrar nuestra sociedad, grupos ultranazis, ultraradicales, integristas religiosos, sectas violentas, grupos amparados en motivos deportivos que practican la violencia para apoyar a sus distintos equipos, casos de racismo, de enfrentamientos radicales basados en ideas politicas, de falta de comunicación entre los distintos grupos juveniles, hacen pensar que lo estamos haciendo muy mal, pero que muy mal.

Quizás el alto grado de permisismo que estamos dando a nuestros jovenes donde campan sin control por contenidos televisivos inadecuados, donde el morbo parece ser el centro de la audiencia, donde el aislamiento de los jovenes en pro de nuevas tecnologías, permitiendo que menores accedan sin ningún tipo de control paterno a internet y todos sus contenidos, donde se ha convertido en habitual permitir que nuestros niños se sienten durante horas delante del ordenador o la consola jugando a juegos violentos, mientras nosotros tan ocupados en nuestra vida acelerada diaria delegamos en el medio nuestra responsabilidad educacional. Bien es cierto que en una sociedad donde priman las prisas, el consumo y la falta de tiempo en los padres, el hecho de poder mantener un tiempo a nuestros niños ocupados puede parecer hasta lógico, nos sacudimos la responsabilidad diciendo que le tenemos prohibido a nuestros niños ciertos contenidos mediaticos, pero se nos ha olvidado que cuando eres joven, las prohibiciones son algo así como la meta para todos, recordar como la mayoría de nosotros aprovechabamos el menor despiste de nuestros padres para ver los programas de dos rombos, o nos sentabamos a escondidas en el baño del instituto para darle unas caladas al pitillo que el colega había conseguido robar a su padre, a pesar de que no nos gustaba nada la sensación,¡ Amigos que subidón!, nos habiamos saltado las normas, y aquella sensación especial que nos ponía a cien, valía la pena a pesar de que sabiamos que como papa se enterara nos podía caer una buena, en el mejor de los casos un azote y a la cama sin tele, los menos afortunados la reclusión en casa durante un mes, sin tele, claro que cuando saliamos de la reclusión se nos prohibía algo nuevo y nuevamente la curiosidad y la rebeldía triunfaba.

Pero aquellos castigos nos volvían más cautos, así que en la mayoría de los casos intentabamos que la gamberrada no trascendiera, para evitar el castigo, con el tiempo la mayoría de nosotros habiamos aprendido que las prohibiciones tenían un porque y que cada acto irresponsable que haciamos perjudicaba a otros, con lo cual crecimos sabiendo que existe una linea entre libertad para hacer lo que queramos y la libertad del que tenemos al lado.

Pero ahora nuestros crios viven rodeados de violencia extrema, donde lo habitual son las violaciones, las agresiones, los robos y los asesinatos, las armas no son el enemigo a derribar, sino algo que te va a dar cierta importancia en tu entorno, donde el que más pega no es el chulo a quien todos miran de reojo pensando ¡ya te tocara!, sino las estrellas alrededor de las cuales se monta toda una parafernalia social, y es que ser amigo del matón esta de moda.

El tema da para mucho, para tanto que un solo post resulta casi imposible, pero hoy, como buena gallega quiero dejar una pregunta en el aire, ¿Tan mal lo estamos haciendo los adultos?, y vosotr@s que opinaís.

Bicos a tod@s.

PD: Quiero dejar aquí, mi apoyo a la familia de Marta del Castillo, y a todas las familias que están sufriendo la perdida de sus niños por causa de esta violencia extrema.

0 comentar

11 comentarios:

Andrés Paredes dijo...

Muchas cosas se están haciendo mal y una de ellas es tratar a los adolescentes como adultos cuando interesa por ejempplo; comercialmente (ya sea como adelantar la edad para conducir, beber,fumar...) y otra es tratarlos como ñiños sin conocimiento de sus actos cuando comenten barbaridades, no hablo de travesuras, que sentido de la justicia disciplina y responsabilidad puede tener alguíen que tiene inmunidad sin solo por ser de una franja de edad determinada y tampoco hablo de niños, hablamos de adolescentes.
Un saludo.

CharlyChip dijo...

Quilla, cuando llegas desfogas las frustraciones de una semana te sale un torrente de palabras de todo lo que llevas visto en ese tiempo... ;-)

Mucho se está haciendo mal, es bien cierto, llevamos mas de una decada de errores acumulados que a veces la realidad ha moderado mas por si misma que el talento de nuestros gobernantes.

El juego de las noticias y las declaraciones ha convertido las cosas serias en una revista del corazon... Nuestros políticos tenian ya que tomar la alternativa en las ventas, tienen talento para el espectáculo. A ver cuando adquieren talento para solucionar problemas... Ese dia lloraré de alegria.

Deberíamos ser más malvados con ellos no se si poniéndonos serios reclamando por todo y siguiendo hasta el último extremo cada protesta o dedicandonos a componer chirigotas para los dias de elecciones.

En cuanto a los niños... hum, yo me pondría más serio con ellos y los dedicaría a cuiar la guardería de nuestros legisladores como venganza.

Para nosotros rectificar errores...o dejar de tener hijos, total a fin de cuentas cuando nos toque a nosotros llegar a viejos el termino jubilación habrá pasado de moda y preferiremos la muerte al estilo esquimal...

En cuanto a quienes convierten nuestra tarea de padres con la permisividad de todas las fuerzas sociales en un infierno en el que no queda espacio para la vida privada..., creo que tambien los enviaría a la guardería de los políticos...y el que quisiera comer, divertirse o descansar que obedeciera a los "jefes" de su guardería... Para animar la cosa les pondría aire acondicionado fresquito en invierno y calefacción en verano... Un infierno de Dante muy suave ¿No crees? ;-)

Realmente cuando ocurren sucesos como el de Marta uno siente vergüenza de los engendros que creamos en este país, el ver el descaro con el que algunos de ellos se enfrentaban al público camino de la comparecencia y es suficiente revulsivo... ¿Qué decir de lo que los echos remueven en el corazón y el estómago?

Si lo que se ve es el futuro no se si querré estar en el...

Marinel dijo...

Creo que la sociedad está enferma, y que su cura va a resultar difícil.
Es totalmente cierto que hay un gran desbarajuste a la hora de educar desde todos los ámbitos. Los niños-adolescentes-jóvenes, son tratados para unas cosas acorde a su edad y para otras, deforma muy distinta.
Por otraparte, las leyes dejan en mi opinión mucho que desear, así podemos ver que gente involucrada en grandes estafas, que cometen toda clase de abusos,pero tienen cierto poder (sea del que sea) salen practicamente indemnes de sus asuntos con la ley.
Otros en cambio con asuntos más livianos son sometidos a la dureza de esa ley, con todas sus consecuencias.
Y no hablamos de pederastas,traficantes,terroristas,políticos...esos se pasan la ley por donde quieren, pues ni las penas son proporcionadas, ni las cumplen a rajatabla.
Educar es complicadísimo, y los padres lo intentamos de la mejor manera posible. Hacemos lo que está en nuestras manos para que nuestros hijos vivan su infancia,su adolescencia y su juventud, siendo educados,honrados,respetuosos.En fin buenas personas...
Después observando el entorno, comienza a generarse un pavor inmenso a que precisamente por haberlos educado así,puedan dañarlos más, y el miedo se queda instalado desde auqe amanece hasta que los ves tranquilos en tu hogar.
Aunque suene monótono,se han perdido muchos valores que antes,a pesar de nuestras quejas, nos hacían mejores, y a la vista está que nos estamos equivocando de manera garrafal...
¿Cómo solucionarlo?
No sé, pero desde luego, es un tema para extenderse,para extenderlo a la sociedad muy enserio y entre todos poner soluciones efectivas y llevarlas a cabo.
Lo de Marta, por desgracia, no es un caso aislado...
Totalmente repugnante la actuación de esos jóvenes y adolescentes, pero ver a esa menor de 14 años en la tele, ex-novia del presunto asesino, con su madre, hablando del tema ccon absoluta soltura y el consentimiento de su madre...¡qué quieres que te diga!
Una prueba más de que el mundo está muy enfermo...
Perdón por la extensión,pero es un tema candente que me subleva.
Un beso.

CharlyChip dijo...

Un temor que me reconcome, que educarlos de la manera adecuada los haga más vulnerables..., que pueda ser causa de que sufran más...

Realmente hoy en día habría elegido no tener hijos... La responsabilidad me agobia.

Adoro a mis hijos pero no me gusta que sean mi punto débil, es una sensación como crear una obra de arte y sacarla a un mercado medieval expuesta a todos los bárbaros..., no solo se arriesga una obra de arte, también el alma del artísta...

Marinel, Celia, Andrés,...

Un abrazo

Domingo dijo...

La raíz de la problemática es compleja, multifactorial y profunda, pero me voy a centrar en la que considero una de las principales fuentes del desbarajuste actual en la escala de valores: la falta de respeto, el ninguneo y la agresión al principio de autoridad. Antes, un maestro, un profesor, un padre, eran figuras respetadas y que gozaban de autoridad. Ahora, sin embargo, y debido a lo pernicioso del profe-amigo y del papá-amigo, los jóvenes han perdido la perspectiva y tratan a sus mayores como mamelucos. Yo tengo 25 años, pero mi generación, al menos la que yo conozco, tenía límites y las relaciones de poder estaban muy claras y definidas. Había un respeto, un guardar las formas, como una especie de temor reverencial hacia la autoridad, aunque luego hiciéramos el cafre y vulneráramos las normas como hemos hecho todos, pero no hasta el punto de agredir a padres y profesores ni de faltarles al respeto de forma tan clamorosa como se observa hoy. Existían unos códigos que si los infringías y te pillaban sabías a lo que atenerte y no replicabas porque formaba parte del "juego". Puede que el paso del tiempo haya dulcificado mi visión acerca de los jóvenes de mi generación, pero creo sinceramente que estábamos hechos de otra pasta, de otra pasta donde todavía quedaba clase y categoría aún en la golfería, golfería muy blanca en comparación con lo que ocurre hoy en día.

CharlyChip dijo...

A ciertas edades en que toda nave corre peligro de ser una Bounty, cuando todo "Sr" Fletcher puede ver quemado el barco, cuando todo grumete siente hormonados impulsos de ser capitan por un cuarto de hora olvidandose en ese poco tiempo de sus buenos propósitos de responsabilidad en medio de una borrachera de confraternización con la tropa...

En esos confusos tiempos, en esas revueltas aguas, cuando no se sabe conservar el mando sin abusar de la autoridad, ni tampoco transmitir la importancia del objetivo, solo los tiburones y las hordas del británico Atila pueden beneficiarse del canto de las sirenas de la perdicion en este mar que se ve tras los pilares que anuncian el límite del abismo...

Y al final, tal vez tras la tormenta salga el sol pero... ¿Cuantos se habran perdido en la niebla de por vida...? ¿Cuantos navegaran en un eterno sueño de Peter Pan peleando contra un eterno capitan Garfio consumiendo energias en una batalla vacía?

Una guerra sin vencedores ni vencidos que solo puede dejar caidos, hambre, olvido y algún nuevo rey sol...

Al final los supervivientes heridos, los indemnes sanaran sus cuerpos... ¿Y sus almas...? Quizás se hayan muerto un poquito...

Tal vez mañana amanezca un nuevo dia, tal vez la orgía del desastre fuese solo un sueño, tal vez el sol asome en un hermosos arcoiris...

Tal vez...

Un saludo

Pedro Giraldo dijo...

Qué regocijo encontrar de nuevo a esta querida gente. Qué consuelo al pensar uno que a veces anda solo y desorientado y al mirar alrededor, comprobar que a mi lado tocando mis codos, muchos me acompañan. Gracias por vuestra hospitalidad.

El asunto de hoy quizás ya está excesivamente tratado y sería muy difícil hacer aportaciones nuevas a lo que ya va dicho.

Pero, de verdad, qué inmensa alegría comprobar que en este abanico de edades, desde Domingo que declara 25 rutilantes primaveras hasta mí, que soy probablemente el carcamal de la tribu -nacido antes de la mitad del siglo pasado- coincidimos en la nuez, en lo fundamental.

Libertad versus respeto; permisividad vs. autoridad; esfuerzo vs. pasotismo. Sé que casi todos teneis los hijos que yo no he tenido. Que no os falte la fuerza para mantener vuestros principios, vuestra recta intención para educarlos y comprender y demostrar que no todo es basura y tristeza.

Un abrazo para todos.

CharlyChip dijo...

Bienvenido Pedro me alegrará verte por aquí cuando tengas un ratito de descanso, tu ya sabes...

Espero que no nos fallen las pilas, yo por mi parte las tengo duracell asi que ni la política, ni la crisis, ni la estupidez reinante en estos tiempos acabarán conmigo.

Un abrazo

mari dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, ando muy justa de tiempo pero he de pararme a dejaros mi opinión.

Andrés creo que parte del problema está en eso por un lado les damos permisividad total y por otro lado les exigimos responsabilidad, pero además no les damos la clara imagen del respeto a los demás, los adolescentes son tremendos, rebeldes y perdidos si a su alrededor no encuentra estabilidad lo normal es que se pierdan siempre de manera egoista, no en vano es una etapa en la que el centro de su vida son ellos mismos. Bicos

Carlos: es que chico como una no puede por falta de tiempo, tanta información que me llega me desestabiliza y tengo que escupir pa delante, amigo.
Nuestros politicos , pues chico ya sabes lo que pienso, por mi las Ventas se les queda pequeña, mejor los mandamos a una isla de esas de indonesia que no están habitadas, a ver si sobreviven sin todas las comodidades que a nosotros nos niegan.
En cuanto a los crios evidentemente la realidad social y politica no ayuda, por mucho que nosotros tratemos de enseñarles, cuando salen ahí fuera se encuentran con un mundo donde hacer daño esta permitido si tienes un cierto estatus social y una edad especifica, no somos nosotros los que hemos creado ese entorno pero si debemos cambiarlo, lo que está claro que mientras nosotros de niños queriamos ser medicos, bomberos o astronautas, nuestros crios ahora quieren ser estrellas mediaticas, que venden su vida con tal de tener fama, buff a yo tampoco sé si ese es el futuro en el que quiero estar.

Eso que has dicho de si educarlos adecuadamente puede ser causa de que sufran más a mi también me reconcome, ya me ha pasado el que mi niña mayor me venga diciendo que sus compañeros le dicen que sus padres son raros, porque a ver que padres hoy en día juegan con sus hij@s a la consola, o tiene bichos en casa, si hasta tuvo que traerse a un amiguito para que viera que no mentía, que sus papis jugaban con ella y que tenía una Araña, porque eso no era verdad, los papas no son así. Al final opté por preguntarle si a ella eso le molestaba o le gustaba que fueramos como somos, ella respondió que a ella le gustabamos así, entonces la hice ver que eso era lo importante, pero me temo que anecdotas como esta las tendré de sobra.
En fin yo también a veces las miro y me pregunto si habré hecho bien en traerlas a este mundo, de momento intento prepararlas para que sean útiles en el. Bicos .

mari dijo...

Marinel totalmente de acuerdo contigo amiga la sociedad está enferma y la solución es complicada, lo dicho a Carlos nuestros niños ahora prefieren salir en la tele a salvar vidas, el caso de Marta y el menor implicado es una clara imagen de ella, no tienen conciencia del mal hecho, pero les encanta la idea de verse en una pantalla. Bicos.

Domingo , mi marido siempre dice que por mucho quie queramos no podemos ser colegas de nuestros hijos, el colegueo esta bien para los amigos pero a los crios hay que enseñarles, respeto a los demás y ponerles límites, algo que en la actualidad nose da en exceso, he visto como una cría de 16 años ante una regañina se ponía toda chula e incluso hacía amago de darle un golpe a un adulto, la provocación era clara, pero lo que más me asustó era la cara de "hago lo que me da la gana porque si tu me haces algo te denuncio", lo peor es que esa cría en cuestión estaba totalmente perdida, ahora ya han pasado 2 años y se la ve con los camellos de turno, sin dormir, sin estudiar y sin futuro. Sus padres??? nose si no lo ven o no quieren verlo, te preguntas si puedes hacer algo, y la respuesta cuando lo intentas es "Yo hago lo que me da la gana y tu eres una mierda", de momento una se preocupa de sus hijas, porque no quiere que se conviertan en algo así. Bicos.

mari dijo...

Joer Carlos, que al releer el comentario del grumete, jeje me has traido a viejos momentos, en fin siempre en algún momento de nuestras vidas el corazón y el espiritu han salido dañados, pero algun@s hemos curado esas heridas y estamos aquí luchando por lo justo. Bicos.

Pedro , pues bienvenido a este espacio común. EStá claro que todos sabemos que el gran problema es el eterno tandem "Libertad=respeto", La libertad de uno termina donde comienza la libertad del otro", sin embargo es algo que parece haber desaparecido de la educación de nuestros jovenes, la educación emocional ha sido olvidada durante demasiado tiempo, esperemos que en un futuro seamos capaces de hacerlo cambiar. Un bico.