domingo, 8 de marzo de 2009

De entre los muertos

Image Hosted by ImageShack.us

A los que desde dentro le organizaron el entierro a Mariano Rajoy en estas elecciones autonómicas les ha salido el tiro por la culata. La estrategia del nuevo equipo del PP en las urnas ha roto la cadena de derrotas y el gallego vive al fin su momento más dulce. Sus críticos han plegado velas y él ya se ve con los comicios de junio en el bolsillo.

Don Mariano ha ganado un pulso de amplio espectro y, recién resucitado, no se le cae la sonrisa de la barba. Hay vida más allá del fracaso y los votos fluyen cuando se pone un poco de sentido común. Ahora, con viento en las alas y con un Zapatero en horas bajas, comienza la carrera hacia las europeas.

Se acabó el galleguear. Ya toca subir las escaleras sin remilgos. Sólo así Rajoy podrá hacer efectivos sus planes y comprobar si, en caso de batacazo, fueron otros los que le mataron o él solito se murió. Mientras tanto, seguirá habiendo francotiradores apostados al borde del camino para dispararle si huelen su debilidad o lanzarle salvas si presienten su fortaleza.

3 comentarios:

CharlyChip dijo...

A veces los aires de la política hacen que mi mente viaje con alas imaginarias hacia pasados remotos...

Se nombra a las figuras relevantes que acumulan poder con títulos de resonáncias atávicas...

Estas viejas costumbres recuerdan más costumbres lobunas que humanas... ¿O tal vez será al revés?

Creo que en este caso es más responsable del cambio de tornas la persistencia en el error de la parte contraria alen de las fronteras partidarias que el talento del lider. El tiempo dirá.

Vivimos tiempos de zancadillas, trampas y bajas costumbres que descomponen los cimientos no solo de los partidos, también de las instituciones y..., al ser un mal compartido por los unos y los otros la corrupción resultante se institucionaliza, adquiere carta de naturaleza del sistema y le da "derecho" a expender patententes de corso.

Creo que los errores pasados volveran a repetirse de mano de la soberbia en uno y otro de los frentes planteados en este momento de alternancia o "cambio".

Me alegraría equivocarme pero por un lado ya han surgido los dientes del lobo... El otro frente se verá...

Demos tiempo al tiempo mientras el lazo aprieta, eso es lo único que nunca falla...

Saludos

Pedro Giraldo dijo...

'Homo, homini lupus', perdonad que me tire el folio en latín. Pero sobre todo el lobo lo es para los de su manada. Ya el Amigo Félix nos aleccionó con que el grupo está perfectamente jerarquizado. El macho Alfa era en este caso el propio Félix. Y es curioso, si lo recuerdan, que el gesto de sumisión, en caso de disputa, era que el perdedor ofrece la yugular a los colmillos del que ha ganado, que como es natural no suele hacer uso de su prerrogativa. O sí, que diría un gallego.

Tal vez el partido de los gavioteros -esa rata que vuela, no me canso de repetirlo- la lucha interna no ha sido a muerte, aunque a más de uno le hubiera gustado asistir a algún entierro, pero lo cierto es, o a mí me lo parece, que hay algunos que esperaban/esperan el resbalón del líder en el suelo helado para con su puntapie hacer que se despeñe hasta que se estrelle en el fondo.

También hubo -¿y hay?- cuchillos afilados en la otra trinchera aunque parezcan una piña.

CharlyChip dijo...

Política, juego de niños malvados...donde las zancadillas que por sistema se ponen los de la cara de sonrisa de plástico llenan estómagos de buitres que siempre acechan...

Rositas con espinas como arpones, pajaritos negros de mal agüero...

Se me ponen los pelos como escarpias solo de pensar en el día después, cuando sacan las uñas prestas a clavarse cual garras de depredador inmisedicorde en nuestras carnes de presa ilusa.

Saludos