domingo, 22 de marzo de 2009

La benevolencia del tirano banderas


Cuando un militar se acostumbra al poder absoluto que solo responde ante los mandos y la historia, dificil es bajarlo de su caballo cuando decide reconvertirse en político. Hugo Chavez no iba a ser menos. Es la historia de una muerte anunciada, la de la democracia en Venezuela... La moribunda pronto será un cadaver.

¿En qué pensaba el pueblo de Venezuela cuando elevó en las urnas a un militar, golpista para mas?¿En qué pensaban cuando le otorgaron sus votos a cambio de unas cuantas dádivas miserables?¿En qué pensaban cuando tras algunos intentos fallidos, le dieron su voto de la mano del miedo o el interes, para presentarse eternamente a las urnas?

Otros han vendido antes que ellos sus derechos de primogenitura por un plato de lentejas...

Ahora saca los soldados a la calle para controlar los aeropuertos y los puertos, expropia a diestro y siniestro,....

Anticipándose a la hambruna que la bajada de precios del petroleo traerá y a su consecuente pérdida de popularidad, se apresura a tomar control de todos los resortes del poder..., de anular y empobrecer a sus adversarios.

Aquellos que le dieron poder habrán de asumir también aquello que están permitiendo que ocurra. Lleva su firma en cada papeleta de voto.

Definir la política en estos tiempos oscuros es un tanto dificil desde la arena o desde los cielos, desde las gradas de este circo se acerca cada vez más a lo imposible. Solo me atrevería a afirmar sobre ella el femenino singular.

4 comentarios:

Domingo dijo...

Si el precio del petróleo no repunta, la situación socioeconómica de Venezuela se agravará seriamente. Un gobierno sensato y democrático, no Chávez, buscaría el diálogo y soluciones consensuadas con el sector privado (sic), la oposición (sic) y con los sindicatos (más sic) para alcanzar un gran acuerdo nacional que aumente la producción interna y mantenga la inflación controlada.

CharlyChip dijo...

Tal como están las cosas con el petroleo no tardará en pasar de lo grave a lo dramático.

Marinel dijo...

Ante todo darte la bienvenida por estos lares, como te dije en tu blog.
Eres una mujer polivalente que escribe bien y de todo (no como yo,jajaja)así que te has abierto un hueco importante aquí como he podido observar, de lo cual me alegro mucho.
En cuanto a este tema,opino como tú:¿en qué pensaba la gente?
Imagino que el miedo, la opresión y las amenazas habrán sido las que hayan conseguido que la gente acepte a este hombre,cuyo principal interes es su ego,sus excentricidades y sus devaneos caprichosos.
Lo del petroleo, será la chispa que haga estalle la mecha...
Bienvenida de nuevo.
Besos.

Andrés Paredes dijo...

No van a tardar en hacer subir el petroleo.
Un saludo.